«Me suena…»: El lapsus geográfico de un comensal de ‘First Dates’ que arruinó por completo su cita

Anuncios

Nuevo lapsus geográfico en First Dates.

Semana tras semana, ‘First Dates’ sigue dejando sin habla a los espectadores. A pesar de ser un formato que lleva varios años en antena, sus creadores se las ingenian para encontrar a pretendientes que no dejan a nadie indiferente y que dan mucho de qué hablar. Además, afortunadamente para Cuatro, el dating show sigue teniendo una audiencia fiel y un gran seguimiento en las redes sociales.

El secreto del éxito de ‘First Dates’ consiste, en parte, en que gracias al programa que sigue presentando Carlos Sobera aprendemos a ligar en la era moderna. Además, el formato hace una importante labor ayudando a visibilizar a las minorías, aprendemos los valores de la tolerancia… y, otras veces, simplemente nos muestran lo que bajo ningún concepto debemos hacer en una cita en absoluto.

Anuncios

Hay pocas certezas en la vida, pero una de ellas es que tarde o temprano un comensal de First Dates cometerá un lapsus geográfico que dejará sin habla a la audiencia. Desde que se estrenara en abril de 2016, el programa de Cuatro ha vivido numerosos errores de este tipo por parte de comensales que no tenían del todo claro dónde vivían sus citas.

Mientras que algunos no supieron situar comunidades autónomas como Murcia o provincias como Lleida en un mapa, otros directamente dijeron que Tenerife no estaba en España. El último comensal que ha protagonizado un lapsus de estas características ha sido Gabriel.

Anuncios

«Me suena…»

Los protagonistas de la cita eran Nuria y Gabriel. Ella, una joven de 18 años de la ciudad asturiana de Gijón, confesó que no es muy fan del contacto físico, incluso en pareja. «Tengo que tener mucha confianza», aseguró, pese a lo cual presumió de haber tenido ya 7 parejas, aunque «muy cortas».

Anuncios

Por su parte, Gabriel, de 21 años, comparte con su cita que tampoco ha tenido suerte en el amor. «Si alguien se me acerca en la calle, me pongo muy incómodo», afirmó el soltero. La primera impresión entre los dos fue bastante buena, a pesar de que Nuria confesó que se parece mucho a su ex pareja.

Anuncios

Sin embargo, no tardó en aparecer un problema: cuando se han presentado y han dicho de dónde eran, ha surgido un grave problema, ya que Nuria le ha dicho que es de Gijón y Gabriel ha puesto cara de no saber dónde está. «Me suena», afirmó él. Una respuesta que a Nuria no le ha gustado. «Que no sepa dónde está Gijón me echa un poco para atrás».

Anuncios

La cita continuó en la mesa, y ambos solteros coincidieron en algunos gustos: los dos son apasionados de los videojuegos y además han tenido recientes rupturas. Además, los dos estuvieron de acuerdo en que no le dan importancia al físico… incluyendo el contacto físico: «Un abrazo es demasiado», dijeron ambos.

«Me ha gustado mucho porque no suelo conocer a alguien así», contó Nuria. La joven afirmó que quería encontrar a alguien con el que conectar a nivel emocional y no físicamente. Finalmente, aunque dijeron que la distancia no era un impedimento, a Nuria le faltó la química que necesitaba, y además le echó para atrás que se parezca a su ex novio. Parece que no le guardó rencor por su lapsus geográfico, pero, ¿quién sabe?

Anuncios