El premonitorio vídeo de Rocío Flores niña con Rocío Carrasco que asusta: «Se parece a uno que yo sé»

Continúan los problemas en la familia.

Rocío Flores puede sentirse aliviada: recientemente, llegó a su fin la última entrega de la docuserie de su madre, Rocío Carrasco. Además, esta vez el contenido se centró en desvelar todos los misterios que rodearon al controvertido testamento de Rocío Jurado, así como los motivos de la distancia de su hija con la familia Mohedano.

Es posible que si Rocío Jurado viese desde el más allá la evolución de su familia tras su muerte en 2006, se quedaría sin habla al presenciar la batalla abierta de su clan. Por un lado, estaría su hija, Rociíto, que después de años de silencio reapareció para contar «su verdad» y luchar por su pasado.

Por otro, estarían sus nietos: podría decirse que los hijos de Rocío Carrasco y Antonio David Flores han sido los más afectados por la producción de las docuseries de Rocío. Han pasado gran parte de sus vidas lidiando con el conflicto entre sus padres, pero nunca antes habían tenido que enfrentarse a todo ello de una manera tan pública como ahora.

Desde el estreno de Rocío, contar la verdad para seguir viva, Rocío Flores ha estado en el centro de atención, especialmente debido a las revelaciones de su madre en la docuserie. Esto no le ha sentado demasiado bien, ya que Rociíto mencionó que sufrió una paliza a sus manos. No obstante, la joven no se ha quedado de brazos cruzados, y junto con el resto de la familia Flores sigue adelante con su venganza.

Los polémicos mensajes de Rocío Flores a su madre y a Fidel Albiac.

Para bien y para mal, Rocío Flores se ha convertido en toda una celebridad desde su paso por Supervivientes y especialmente a raíz de las sucesivas docuseries. De una forma u otra, siempre está en boca de todos y sus palabras son miradas con lupa, algo que tiene su parte positiva, pero también negativa.

La hija de Antonio David y Rocío Carrasco tiene muchos detractores, y son ellos los que han sacando a la luz una serie de tuits que no la dejan en un buen lugar. Se trata de una serie de mensajes que la joven hizo antes del famoso incidente que terminó en un proceso judicial entre la concursante de Supervivientes y su madre Rocío Carrasco.

Según una sentencia de 2013 del Juzgado de Menores número 4 de Madrid, Rocío, en medio de una disputa con su madre, Rocío Carrasco, «le propinó varios golpes, llegando incluso a tirarla al suelo, para posteriormente seguir golpeándola, dándole varias patadas».

“Como consecuencia de los hechos, Rocío Carrasco sufrió policontusiones con equimosis en la región frontal derecha, con edema en ambas muñecas, en muslo derecho, en el antepié derecho y un hematoma en el segundo dedo del pie derecho, para cuya curación únicamente precisó de una primera asistencia facultativa y de las que tardó en sanar ocho días, uno de los cuales estuvo impedida para el ejercicio de sus ocupaciones habituales”, dictó la sentencia.

Durante otra discusión entre ambas, Rocío Carrasco se cortó con un cuchillo que portaba su hija en la mano y que esta se negaba a darle. En una declaración posterior, la madre aseguró que su hija no la había amenazado en ningún momento, “cortándose ella en un dedo de forma fortuita cuando intentaba que la menor no sufriera daño alguno, al gesticular a la vez que intentaba cortar una manzana”.

Todas estas «peleas» tuvieron lugar en 2012, cuando Antonio David Flores y Rocío Carrasco luchaban en los juzgados por la custodia de ella y de su hermano David. Finalmente, los dos jóvenes se fueron a vivir con el padre, y desde entonces la relación entre Rocío Carrasco con sus hijos es nula.

El premonitorio vídeo de Rocío Flores que ha impactado a los espectadores.

Por si fuera poco para ella, un vídeo de Rocío Flores de pequeña junto a su madre, Rocío Carrasco, reaccionando de manera agresiva en una entrevista de Telecinco, hecha por Sergio Alis y Lara Dibildos, se está compartiendo sin parar en las redes sociales y se ha hecho viral.

En estas imágenes, se ve a Rocío Flores de niña dando un golpe al micrófono del periodista cuando le pregunta por lo que le han regalado, y como su madre comenta la reacción con una frase totalmente premonitoria de todos los capítulos vividos con ella, posteriormente, hasta la presente actualidad: “Uyyy… Se va pareciendo a uno que yo sé”.

Una escena que pudo verse como «simpática» en el momento del pasado en que ocurrió, pero que ahora se contempla como inquietante e incluso reveladora tras todos los capítulos y sucesos vividos por ambas años después, denuncias por malos tratos incluídas.