Yaiza tiene una dura conversación en directo con su hermana y su madre, y se ve obligada a tomar una inesperada decisión

“Enreda la historia y no sabes si estás más loca tú, el psicólogo o ella”.

Yaiza Martín, la polémica exconcursante de ‘Supervivientes’, ha protagonizado un nuevo enfrentamiento con su familia en el plató de ‘Sálvame’. La joven, que acaba de regresar de Honduras, se ha encontrado con unas duras declaraciones de su madre, Benigna, que la ha desheredado públicamente y le ha pedido a sus otros hijos que no la lloraran cuando muriera. Además, le ha reprochado que hiciera insinuaciones sobre su pasado y que la acusara de maltrato.

La madre de Yaiza ha asegurado que lleva años sin considerarla su hija y que no quiere saber nada de ella. Según ha explicado, Yaiza siempre fue una niña problemática y rebelde, que les hizo la vida imposible a ella y a sus hermanos. Benigna ha afirmado que intentó ayudarla llevándola al psicólogo, pero que no sirvió de nada. También ha negado que le pegara o que le hiciera algo indebido: “Solo le daba algún cachetón cuando se portaba mal, era una educación severa, pero no maltrato”.

La inesperada decisión de Yaiza.

Ante estas palabras, Yaiza se ha mostrado muy enfadada y dolida. Ha confesado su secreto mejor guardado, que sufrió mucho en su infancia y que nunca se sintió querida por su madre. Ha insinuado que hubo episodios oscuros en su familia que la marcaron para siempre. Ha dicho que no necesita el perdón ni el cariño de su madre y que solo quiere olvidarla.

Sin embargo, su hermana Blanca ha intervenido para intentar calmar los ánimos. Blanca ha reconocido que Yaiza tuvo una infancia difícil, pero ha defendido a su madre y ha criticado a su hermana por hablar mal de ella en televisión. Ha dicho que Yaiza es una persona “desquiciante” e “inquieta” que siempre busca llamar la atención y crear conflictos. Ha afirmado que Yaiza tiene mucho “veneno” dentro y que necesita sacarlo para poder estar en paz.

Blanca también ha expresado su amor por su hermana y su deseo de reconciliarse con ella. Ha contado que habló con ella por teléfono después de mucho tiempo y que no la reconoció por el cambio de voz. Ha revelado que tuvo que intervenir Ginés Corregüela, el padre biológico de Yaiza, para identificarla. Ha pedido a Yaiza que dejara de lado el rencor y que intentara arreglar las cosas con su madre.

“De mí, tú no vas a comer”.

Tras escuchar a su hermana, Yaiza parece haber cambiado de opinión. Ha admitido que se equivocó al hablar de su madre en público y ha pedido disculpas. Ha dicho que quiere perdonar y rectificar porque es de sabios. Ha confesado que también habló con su madre y que quiere mantener el contacto con ella. Ha pedido respeto para su madre, que es mayor y que les sacó adelante a todos. Ha asegurado que no volverá a hablar de su familia en la tele si no lo hace antes en casa.

Pero la polémica no ha terminado ahí. Isabel Hurtado, la exmujer de Ginés Corregüela, ha llamado al programa para dar su versión de los hechos. Isabel ha acusado a Yaiza de buscar fama y dinero a costa de malmeter en su familia. Ha dicho que Yaiza nunca se interesó por Ginés ni por sus hijos hasta que salió en ‘Supervivientes’. Ha afirmado que Yaiza es una mentirosa y una manipuladora. Ante estas acusaciones, Yaiza se ha negado a hablar con Isabel y le ha lanzado una advertencia: “De mí, tú no vas a comer”.