Una de las caras más queridas de ‘Sálvame’ abandona el programa: “¡Hasta que no me enterréis no vais a parar!”

Cambios radicales en Telecinco.

Las cosas no pueden ir peor en Mediaset. Ninguno de los intentos para recuperar la audiencia perdida está consiguiendo su objetivo, y ni siquiera la marcha de Paolo Vasile ha servido de revulsivo. Aunque el italiano se ha marchado, las personas que están ahora al mando no encuentran la fórmula para salvar la cadena.

A pesar de lo drástico del cambio, cuando han salido a la luz los dos nombres que harán de cabeza de turno, no le ha sorprendido a nadie. Y es que se trata del último cambio radical del grupo audiovisual, pero no es el primero, ni seguramente será el único: ante la perspectiva de tener que salvar un barco que se hunde, nadie es intocable en Telecinco.

La familia Campos, señalada.

Desde su debut en la televisión en el programa ‘Día Día’ de Telecinco, Terelu Campos se había convertido en una de las presentadoras habituales de Telecinco. Concretamente, en los últimos tiempos y hasta ahora había sido conductora de ‘Sálvame’, el espacio liderado por Jorge Javier Vázquez.

El ascenso de Terelu se debió en gran medida a la influencia de la figura materna, María Teresa Campos, que lideraba la mañana de la televisión española hace muchos años. Con el tiempo, Terelu se unió a su madre para seguir la aventura por otras cadenas televisivas, la primera de ellas siendo la marcha a Antena 3, donde intentaron reinar en la franja matutina. Sin embargo, la batalla de las mañanas la ganó la que hasta el momento era considerada la reina de las tardes, Ana Rosa Quintana, que también se mudó de Antena 3 a Telecinco.

Tras su paso por diferentes programas de televisión autonómicos, Terelu Campos presentó el reality de famosos ‘La Granja’, que actualmente es conocido como ‘Pesadilla en el paraíso’ y que emite Telecinco. Además de sus labores como presentadora, la popularidad de Terelu Campos también se vio incrementada por sus relaciones amorosas, una de las más conocidas y que aún hoy genera controversia es la que mantiene con el periodista Pipi Estrada. Esta relación ha sido motivo de debate en las revistas del corazón durante años.

La marcha de Sálvame.

Desde hace varios años, Terelu Campos se ha consolidado como una de las principales voces de Sálvame, donde ha desempeñado tanto labores de presentación como de tertuliana. Sin embargo, hace unos días sucedió algo inesperado: durante la emisión en el canal Mitele Plus, la presentadora tuvo que dejar el plató de manera inmediata debido a una urgencia. Esto provocó que, aunque de forma temporal, tuviera que abandonar el programa que tanto la ha acogido durante todos estos años.

El suceso desató la preocupación entre los demás colaboradores del programa, quienes no entendían lo que estaba sucediendo. Gema López se hizo cargo de la presentación, intentando sostener el orden y calma. Sin embargo, la ausencia de Terelu generó cierta intranquilidad entre los colaboradores, que se mostraron preocupados por la situación.

Terelu le solicitó al director del programa David Valldeperas que la dejara salir y éste, acatando sus deseos, asintió. “Me hago pis, te lo prometo”, manifestó la presentadora mientras se precipitaba fuera del plató. Por consiguiente, Gema López tuvo que ocupar su lugar al frente del programa, justo cuando los colaboradores estaban en una situación desenfrenada, sin control.

Sin embargo, no es la única polémica que ha afectado a Terelu Campos, y también a su hermana Carmen Borrego, la última en abandonar el programa. La saga de las Campos se encuentra superada por los rumores que apuntan que habría un topo en la familia. Según Kiko Hernández, se trataría de Gustavo, hombre de confianza de María Teresa Campos.

Carmen Borrego opinó que, de confirmarse, sería el “peor puñal” que podrían clavarle a su madre. Sin embargo, la información no tardó en desmentirse, y la hija de María Teresa Campos aseguró confiar plenamente en el conductor de su madre.

Kiko Hernández regresó al programa enfadado y prometió que podía demostrar su información, llegando a pedirle a Carmen Borrego que le desmintiera a la cara su información. Sin embargo, ella se negó ya que no quiso seguir participando en algo que podía perjudicar a su madre. Finalmente, la hija de María Teresa Campos estalló.

“Si crees que es el momento de hacer esto, que Dios te lo pague”, se lamentó Carmen Borrego, y Kiko replicó: “No se puede ser tan cerdo y tan sucio”. En ese momento, Carmen se marchó de plató y Kiko la siguió. “No te tengo ningún miedo, no vengas solo contra mí, que siempre haces lo mismo”, se quejó Carmen.

En ese momento, recibió un mensaje y terminó de explotar: “Vale ya, habéis empezado con mi hijo y hasta que no me enterréis no vais a parar, me habéis jod*** la relación con mi hijo ahora mi familia ¿Qué c*** es esto?”