Últimas novedades sobre la continuidad de Adara en ‘Supervivientes’ tras una incendiaria discusión con Asraf Beno

Duras imágenes en ‘Supervivientes’.

¿Qué tiene ‘Supervivientes’ que lo convierte en un fenómeno televisivo imparable? El reality show de Telecinco lleva más de veinte años enganchando a millones de espectadores con su combinación de supervivencia, aventura y drama. No es un programa cualquiera, es una experiencia extrema que pone a prueba a los concursantes en todos los sentidos. No solo tienen que lidiar con las dificultades de vivir en una isla desierta sin apenas comodidades, sino también con las tensiones y conflictos que surgen entre ellos. Y por si fuera poco, el programa desata pasiones en las redes sociales, donde los seguidores del programa expresan su opinión sobre todo lo que ocurre en la isla y defienden a sus concursantes favoritos o critican las supuestas injusticias y manipulaciones del programa.

‘Supervivientes’ es uno de los programas más longevos y consolidados de la televisión española. Su primera edición se emitió en el año 2000 y desde entonces ha mantenido una gran fidelidad de la audiencia. El programa se inspira en el formato internacional ‘Survivor’, que consiste en enviar a un grupo de personas a una isla desierta donde deben sobrevivir durante varias semanas sin apenas recursos. Allí, los concursantes deben superar pruebas físicas y mentales para conseguir comida, agua y otros beneficios. También deben convivir entre ellos y formar alianzas o enfrentamientos que pueden marcar su destino en el concurso.

El programa se emite en Telecinco y cuenta con la presentación de Carlos Sobera desde el plató en Madrid y de Laura Madrueño desde la isla en Honduras. Además, el programa tiene varios espacios complementarios como ‘Supervivientes: Última hora’, ‘Supervivientes: Tierra de nadie’ y ‘Supervivientes: Conexión Honduras’, donde se analiza la actualidad del concurso con colaboradores y familiares de los concursantes.

En esta edición ha habido momentos muy tensos entre Adara Molinero y Asraf Beno, que pasaron de ser amigos a enemigos en cuestión de días. La ganadora de ‘GH VIP 7’ acusó al novio de Isa Pantoja de ser un manipulador y un traidor que solo buscaba quedar bien ante las cámaras. Asraf le reprochó a Adara su actitud egoísta y desleal con él y con otros compañeros. Los dos han sido protagonistas de varios enfrentamientos muy duros que hicieron saltar chispas en la isla, pero ahora la insostenible situación ha terminado con la paciencia de uno de los dos.

“¡Estás manipulando y no me gusta!”

Ahora, en la recta final del concurso, la relación entre Adara y Asraf está rota. Los dos supervivientes, que habían iniciado el concurso como amigos, se han convertido en enemigos irreconciliables tras una serie de desencuentros y malentendidos.

El último episodio de su enfrentamiento ha tenido lugar en la Palapa, donde han tenido que ver las imágenes de la fuerte bronca que protagonizaron después de la hoguera de la sinceridad. Carlos Sobera ha intentado mediar entre ellos y hacerles ver que aún podían arreglar las cosas, pero ha sido en vano. Los dos se han acusado mutuamente de ser falsos, manipuladores y desleales.

Asraf se ha mostrado dolido y decepcionado con la actitud de Adara. Ha dicho que no le gustaba verla sufrir, pero que tampoco podía cambiar su forma de pensar ni hacer nada por ella. Ha defendido que él era la persona que era, que hacía las cosas con cariño y que no le importaba lo que pensaran los demás. Ha negado que quisiera quedar bien delante de las cámaras o que forzara las situaciones. Ha afirmado que lo de Adara no lo consideraba una traición, sino una mala interpretación.

Adara, por su parte, se ha mostrado firme y contundente en sus críticas a Asraf. Ha explicado que su opinión sobre él había cambiado por todas las cosas que le habían ocurrido con él. Ha dicho que había visto muchas situaciones injustas en las que él había actuado mal y que ella lo había defendido, pero que también había visto otra parte de él.

Ha puesto como ejemplos el momento en que él se puso detrás de ella cuando estaba llorando con sus compañeros o el día de los cangrejos. Ha asegurado que él tergiversaba las cosas, intentaba pintar una imagen de ella que no era y le gustaba quedar bien delante de las cámaras. Ha rechazado sus disculpas y le ha acusado de manipular.
“Déjalo, estás manipulando y no me gusta. Nunca te he gritado”, le espetó.