“Sinvergüenzas”: El director de ‘Sálvame’, obligado a disculparse públicamente por lo que emitieron en horario infantil

Lo nunca visto en Telecinco.

El programa más longevo y exitoso de las tardes de Telecinco, ‘Sálvame’, ha llegado a su fin. La cadena ha decidido prescindir del espacio presentado por Jorge Javier Vázquez y Adela González después de más de una década en antena y sustituirlo por una nueva serie de ficción nacional. El motivo de esta drástica decisión es el deseo de Telecinco de blanquear sus contenidos y evitar las constantes polémicas y multas que ha generado el programa por sus tertulias sobre el corazón, los realitys y la actualidad social.

Según ha podido saber este medio, los directivos de Mediaset están hartos de que ‘Sálvame’ sea un foco de conflictos tanto dentro como fuera de la cadena. El programa ha sido objeto de numerosas demandas y denuncias por parte de personajes públicos que se han sentido injuriados, calumniados o vulnerados en su honor o intimidad por los comentarios e imágenes emitidos en el espacio. Algunos ejemplos son María José Campanario, Cayetano Martínez de Irujo o Rocío Carrasco, entre otros.

Además, la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) ha sancionado en varias ocasiones a Telecinco por incumplir la normativa audiovisual en relación con ‘Sálvame’. La última multa, ratificada por el Tribunal Supremo, ascendió a 1,1 millones de euros por emitir contenidos inapropiados en horario protegido para los menores.

Otras sanciones anteriores fueron por publicidad encubierta o por vulnerar el derecho a la presunción de inocencia. La cadena espera que esta nueva etapa tenga una buena acogida entre el público y mejore la imagen de Telecinco como una cadena comprometida con la calidad y la responsabilidad social.

‘Sálvame’ pide perdón tras el brote de una excolaboradora en directo.

El programa de Telecinco ‘Sálvame’ ha vivido este miércoles uno de sus momentos más tensos y polémicos después de que Raquel Bollo, excolaboradora y víctima de violencia de género por parte de Chiquetete, se enfureciera en pleno directo contra el espacio y la cadena por invitar a Rocío Cortés, hija del fallecido cantante y hermanastra de dos concursantes de ‘Supervivientes’.

Ante la indignación y los gritos de Bollo, que acusó al programa de “sinvergüenzas” y de “maltratarla psicológicamente”, el director del programa, David Valldeperas, ha salido al paso para pedir disculpas públicamente y mostrar su apoyo a la excolaboradora. Según ha explicado Valldeperas al inicio de la emisión de este miércoles, la intención del programa era contar con Rocío Cortés solo para comentar el concurso de supervivencia de sus hermanos Manuel Cortés y Alma Bollo, hijos de Raquel Bollo y Chiquetete.

Sin embargo, el director ha reconocido que se equivocaron al no prever que la invitada podría ir más allá y lanzar duras críticas contra sus hermanos y contra la propia Raquel Bollo. “Quizás no medimos los riesgos que podía tener esta invitada en plató porque es evidente que las palabras de Rocío Cortés fueron más allá del programa que venía a comentar. Lo sentimos. Ayer nos equivocamos”, ha admitido Valldeperas.

Asimismo, el director ha querido dejar claro que el programa y todo su equipo están siempre al lado de las víctimas de violencia de género y que apoyaron a Raquel Bollo cuando denunció los malos tratos que sufrió por parte de Chiquetete. “Raquel fue una de las colaboradoras fundamentales en el desarrollo de este programa. El tiempo y las circunstancias han contaminado nuestra relación. Hoy, son muchas las diferencias que nos separan de ella, pero hay algo en lo que siempre estaremos a su lado: el horror que vivió junto a Chiquetete. En esta causa, Raquel, siempre estaremos a tu lado. Repito. Siempre. A tu lado y al lado de la víctimas de violencia de género. Sin diferencias”, ha afirmado Valldeperas.

El brote de Raquel Bollo se produjo este pasado martes cuando Rocío Cortés acudió al plató de ‘Sálvame’ para hablar sobre sus hermanos Manuel y Alma, que participan en ‘Supervivientes’. La hija de Chiquetete y Amparo Cazalla no dudó en arremeter contra ellos y contra su madre, a la que acusó de haberse aprovechado del dinero y la fama del cantante. Estas palabras provocaron la ira de Raquel Bollo, que abandonó el plató entre lágrimas y se enfrentó al programa desde los pasillos de Telecinco.

“Rocío Carrasco es maltratada y yo con tres sentencias, ¿me seguís trayendo gente? ¡Sinvergüenzas! No me habéis dejado cerrar capítulo en la vida. ¿Eso es lo que queríais? ¿Espectáculo? Pues sí, pero la demandan siguen. Que no piense la gente que tengo la imagen que dais. Lo que pasa es que me estoy defendiendo en lo juzgado”, gritó Bollo visiblemente alterada.

Ni siquiera Belén Esteban, amiga y compañera de Bollo, pudo calmarla ni convencerla para que volviera al plató. La excolaboradora siguió lanzando reproches al programa y a la cadena por haberla “maltratado mucho” y por haberle “seguido maltratando psicológicamente mucho”. “Me da igual Telecinco y su puta madre. ¡Ya está bien!”, exclamó Bollo antes de marcharse.