Rocío Carrasco y Fidel Albiac, derrotados en los tribunales por su gran enemigo común

Fidel Albiac, incondicional en la vida de Rocío Carrasco

Rocío Carrasco y Fidel Albiac tienen muchas razones para sentirse felices. La hija de la gran Rocío Jurado y el abogado forman un equipo ideal tanto a nivel profesional como personal, lo que han demostrado a lo largo de más de veinte años de relación y colaboración. En lugar de distanciarlos, el trabajo en común los ha unido aún más.

Esta larga duración de la relación entre esta pareja es una prueba de que la complicidad, el amor y la amistad no sólo están presentes en su relación, sino que se han mantenido a lo largo del tiempo. Sin embargo, eso no significa que no estén pasando por circunstancias difíciles.

Rocío Carrasco se ha visto envuelta en algunas informaciones erróneas sobre su vida privada que han circulado durante las últimas semanas. Los rumores de una posible ruptura, distanciamiento o incluso infidelidad entre ella y su marido Fidel Albiac, han sido desmentidos por la propia Rociíto. En este sentido, ha aclarado ante los medios que su relación sigue adelante y que todas estas informaciones son falsas.

Después de 16 años de una relación que siempre fue más allá de la amistad, Fidel y Rocío decidieron unirse en matrimonio el 7 de septiembre de 2016. Durante todo este tiempo, Fidel ha sido un verdadero compañero para Rocío, quien luchaba por recuperar su tranquilidad tras la difícil ruptura con Antonio David Flores, el padre de sus hijos.

La pareja ha demostrado que el amor verdadero puede superar cualquier situación, y a pesar de todas las dificultades que han enfrentado juntos, su amor siempre ha permanecido intacto. Además, Fidel Albiac, que estudió Derecho, se ha dedicado plenamente a representar a su mujer. De esta manera, ha ayudado a su mujer en todos los contenciosos que ha tenido con su exmarido, Antonio David Flores.

De hecho, Fidel Albiac colabora con Javier Vasallo, el abogado de Rocío Carrasco. Las victorias legales del matrimonio han sido celebradas con júbilo, pero, de la misma manera, también ha habido derrotas que les han hecho tambalearse.

La derrota judicial de Rocío Carrasco y Fidel Albiac.

Como resultado de unos hechos ocurridos el 22 de septiembre de 2019, Rocío Carrasco y Fidel Albiac comenzaron una batalla legal contra Kiko Matamoros. Esto se debió a las declaraciones que el colaborador de ‘Sálvame’ realizó sobre ella, su marido Fidel Albiac y su hijo David Flores.

El comentario lo realizó en ‘Viva la vida’, donde Kiko dijo que una enfermera le había contado que Rocío Carrasco no acudió en dos ocasiones a la visita del neurólogo cuando ella tenía la custodia de su hijo. Por este motivo, la hija de Rocío Jurado decidió demandar al colaborador de Mediaset, así como a Conecta 5 Telecinco SA y Cuarzo Producciones, SL, exigiendo una indemnización de 90.000 euros y que Kiko leyera la sentencia condenatoria en ‘Viva la vida’.

Pues bien, a día de hoy, Kiko Matamoros ha ganado esta batalla. El Juzgado de Primera Instancia nº 3 de Alcobendas falló en primera instancia a favor del colaborador de Telecinco, ya que consideró que sus palabras no tenían “ningún contenido insultante, vejatorio ni lesivo para la dignidad de Rocío Carrasco”, según la sentencia.

Además, tampoco se encontraron indicios de vulneración de su intimidad. A pesar de que Rocío Carrasco recurrió la sentencia y presentó un recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Madrid, éste fue desestimado. Además, el fallo condenaba a la demandante a tener que pagar las costas causadas por el recurso.

Cabe destacar que, a pesar de que han estado inmersos en esta batalla judicial desde hace algún tiempo, Rocío Carrasco y Kiko Matamoros han coincidido en el plató de ‘Sálvame’. El colaborador nunca ha dejado de ser muy crítico con ella, y a lo largo de estos meses se han enfrentado en varias ocasiones.

Las relaciones entre ambos no son nada buenas, pero tienen que compartir el mismo espacio. Aunque Kiko se ha mostrado muy duro con Rocío, pero ella ha sabido mantenerse firme frente a sus ataques, demostrando una gran fortaleza y contundencia a la hora de defenderse en directo.