Paola, la joven de Granada que murió cuando estaba a punto de casarse por pura mala suerte. “Es más fácil que te toque la lotería”

El duro adiós a Paola

Paola Criado era una joven de 25 años que murió el 16 de mayo de 2022 tras ser golpeada por una cornisa que se desprendió de un edificio en Maracena. Sus padres, Rafael y Mari Ángeles, la recuerdan con dolor y nostalgia: «Nos creemos que de un momento a otro entrará por la puerta, pero nunca llega. La echamos muchísimo de menos».

Paola era una chica especial, llena de ilusiones y proyectos. Estaba a punto de casarse con su novio, con quien llevaba cinco años viviendo juntos. También había encontrado su vocación profesional como educadora infantil, después de dejar Empresariales. Su generosidad se manifestó hasta el final: donó sus órganos y salvó varias vidas.

Un suceso traumático

El día del accidente, Paola iba acompañada de su madre, que presenció la terrible escena. «Se fue en un segundo, con tanta vida y salud como tenía», dice Mari Ángeles, que sufre un trauma difícil de superar. Rafael, el padre, no se explica cómo pudo ocurrir algo así: «Es más fácil que te toque la lotería a que te pase lo que le ocurrió a mi niña. Ese piso llevaba 50 años allí y nunca había aparcamiento en esa calle. Pues ese maldito día había».

La familia ha recibido el apoyo de familiares y amigos, que les han ayudado «muchísimo» desde el primer día. Sin embargo, reconocen que «esto no se supera nunca». El hermano de Paola, cinco años mayor, también la extraña cada día. De hecho, ha mantenido las amistades que ella tenía. «Eran de estas personas que están hechas el uno para el otro», cuentan Rafael y Mari Ángeles sobre la pareja de su hija.

La familia se consuela mirando sus fotos y recordando la vida tan bonita que vivió su hija, una muchacha que destacó en todos los aspectos. «Fue una niña muy feliz y nos hizo muy felices a nosotros», dicen sus padres.