“No sabía si hoy iba a poder estar aquí”. Ana Rosa se despide su programa entre lágrimas.

Momento de mucha emoción en el plató de Ana Rosa.

Ana Rosa Quintana alcanzó un logro sin precedentes en la historia de la televisión española al liderar las audiencias durante 18 años sin interrupción. La presentadora, que tras una larga ausencia volvió al programa que lleva su nombre hace meses, comenzó la emisión con un discurso de agradecimiento a su equipo y a todos aquellos que han pasado por su espacio. Sin embargo, lo que no esperaba era que terminara entre lágrimas por las sorpresas que le tenían preparadas sus compañeros.

Patricia Pardo, en nombre de toda la plantilla, hizo una emocionante declaración: “Para toda tu redacción esto es mucho más que un programa de televisión, no hacemos las mañanas de Telecinco, no hacemos un magacín cualquiera, hacemos El programa de Ana Rosa. Te lo decimos porque pensamos que formamos parte de una gran familia y que tenemos un vínculo fuerte contigo. Queremos darte las gracias de corazón porque sabemos que para ti este año hubo otras alternativas seguramente, pero quisiste estar aquí con nosotros al pie del cañón”.

Una vez concluido el homenaje, se inició un vídeo con las mejores imágenes de la vida de la comunicadora, desde su niñez hasta su trabajo, lo que provocó una emoción inmensa en Ana Rosa. No pudo articular palabra, presa de la emoción, y agradeció el regalo que le habían preparado sus compañeros, una caja de ilustraciones de Mary Noticias, con la que recordó su infancia. Tras varios minutos de recuerdos, matizó lo que había dicho antes y remarcó su alegría de estar allí el día de la celebración antes de despedirse.

“Nunca pensé que no iba a poder estar aquí, me quería referir a que no sabía si iba a poder estar aquí justo el día en que cumplíamos 18 años, eso es lo que no sabía. Afortunadamente, sí he podido”, confesó Ana Rosa en clara alusión a la enfermedad que la tuvo apartada durante meses.