Levi, el futbolista de 20 años al que han amputado las piernas tras ir al hospital con una gripe

Levi Dewey, que pronto cumplirá los 21, fue al hospital con síntomas de padecer una aparente simple gripe y terminó con las piernas amputadas. A medida que su estado fue agravándose, el joven acabó padeciendo un múltiple fallo orgánico tras padecer una variedad de gripe y desarrollar una sepsis severa, lo cual también le dejaba una probabilidad del 30% de supervivencia.

El pasado 7 de diciembre, Levi fue internado en el hospital Royal Derby con una serie de síntomas similares a los de la gripe y problemas para respirar. Conforme pasaban las horas, su salud empeoró y acabó sufriendo un fallo multiorgánico. Los médicos informaron a la familia de que su hijo, joven futbolista del club de Willington F.C., tenía dificultades para respirar porque padecía gripe B y neumonía neumocócica.

Todo eso desencadenó la gravedad de su estado y una infección que terminó con la amputación de las extremidades inferiores de Levi. «Nos dijeron pronto que Levi podría perder sus piernas y necesitar una operación. Estábamos preparados para este resultado si salvaba su vida», declaró su madre a varios medios británicos. Afortunadamente, Levy está fuera de peligro ahora y ha compartido incluso algunas fotografías de su estado actual.

«Obviamente, va a cambiar la vida de todos, pero es algo en lo que podemos trabajar como familia y tenemos una red de apoyo bastante sólida y positiva. Levi siempre ha tenido una mentalidad positiva y siempre ha visto su vaso medio lleno», siguió comentando la madre.

En los últimos dos meses, el joven ha ido recuperándose muy lentamente. «A pesar de la terrible noticia, Levi se mantiene optimista sobre su futuro. Está muy agradecido de estar vivo después de estos eventos que cambiaron su vida», escribió su familia en un comunicado.

«Después de que haya aprendido a caminar de nuevo, nos gustaría proporcionar a nuestro hijo las mejores piernas protésicas a su medida para que pueda vivir una vida lo más independiente posible, disfrutando de las muchas actividades que hacía antes de este trágico evento que alteró su vida para siempre», acabaron explicando sus padres.