La millonaria heredera que va a repartir su fortuna entre 10.000 personas al azar

Una heredera millonaria dona el 90% de su fortuna

Marlene Engelhorn, una joven de 31 años, ha sorprendido al mundo con su generosidad. La austro-alemana, que pertenece a una de las familias más ricas de Europa, ha decidido donar casi toda su herencia a causas sociales y medioambientales.

Engelhorn es la nieta del fundador de las empresas farmacéuticas BASF y Boehringer Mannheim. Tras la muerte de su abuela, recibió una herencia de unos 4.200 millones de dólares. Sin embargo, en lugar de quedarse con el dinero, se comprometió a repartir el 90% de su fortuna.

Una activista por los impuestos a los ricos

La joven no es nueva en el activismo social. Desde hace años, participa en campañas a favor de aumentar los impuestos a los ricos, como “Millonarios por la Humanidad”, que se celebró en Ámsterdam en agosto de 2022.

Su decisión de donar su herencia está motivada por la abolición del impuesto sobre herencias en Austria en 2008, una medida que considera injusta y que favorece la concentración de la riqueza. Mientras sigue presionando por la reintroducción de este impuesto con tasas más elevadas para los adinerados, quiere dar un ejemplo de solidaridad y redistribución.

Un consejo ciudadano para decidir el destino del dinero

Para llevar a cabo su plan, Engelhorn ha creado un “Consejo Bueno para la Redistribución”, un órgano formado por ciudadanos austriacos que decidirán cómo y a quién se destinará el dinero.

La joven ha invitado a 10,000 personas, seleccionadas al azar entre mayores de 16 años, a participar en el proceso de decisión. De ellas, 50 serán elegidas, junto con 15 suplentes, para asistir a reuniones en Salzburgo de marzo a junio, donde contarán con el apoyo de expertos y organizaciones de la sociedad civil.

Engelhorn espera que el consejo sea diverso y representativo de diferentes grupos de edad, clases sociales y antecedentes. Su objetivo es que el dinero se use para buenas causas, especialmente aquellas relacionadas con el medio ambiente y la justicia social.

Una familia con tradición filantrópica

La familia Engelhorn, propietaria de la antigua empresa química BASF y Boehringer Mannheim, ha sido reconocida por su filantropía, apoyando a jóvenes científicos, centros de arqueología y programas musicales.

En Austria, el debate sobre el impuesto a la herencia continúa, con los Socialdemócratas abogando por su reinstauración y el Partido Popular, socio mayoritario de la coalición, oponiéndose a la propuesta