La escandalosa confesión en directo de Kiko Matamoros: “El mismo día que me casé con Makoke, estuve con…”

Escándalo en directo en Telecinco.

La polémica entre Kiko Matamoros y Makoke sigue dando de qué hablar. El colaborador de ‘Sálvame’ ha negado rotundamente que se casara enamorado de su exmujer y ha confesado que el día de su boda estuvo con otra persona con la que mantenía una relación paralela. Además, ha desmentido que el tatuaje que luce en su brazo sea un homenaje a Makoke y ha amenazado con contar toda la verdad sobre su matrimonio si alguien sigue molestando.

Todo comenzó cuando Kiko Matamoros anunció su próxima boda con Marta López Álamo, su actual pareja. El tertuliano restó importancia a su anterior enlace con Makoke y aseguró que no fue “trascendente” aunque sí divertida. También reconoció que debería haberse separado años antes de lo que lo hizo.

Estas declaraciones no sentaron nada bien a Makoke, que salió en defensa de sus sentimientos y afirmó que Kiko se casó enamorado de ella. Para demostrarlo, dio detalles de la noche anterior a la boda, cuando recibió un mensaje muy romántico de su entonces novio. También reveló que el tatuaje que Kiko tiene en el brazo y que dice ‘I Will wait for you’ (Te esperaré) era por ella.

“El mismo día que me casé con Makoke, estuve con…”

Pero la cosa no quedó ahí. Se filtró un mensaje que Kiko le envió a Makoke después de su separación, cuando estuvo ingresado por un problema en la vejiga. En el texto, Kiko le decía que había podido recordarla de mejor manera, que no sabía cómo iba a salir de la operación y que le pedía que no hiciera público el mensaje.

Desde el plató de ‘Sálvame’, Kiko Matamoros respondió a estas informaciones con indignación. Aseguró que cada uno cuenta la historia como se la cree o le interesa creerla y calificó esta operación de “sucia y ruin”. Explicó que el mensaje que envió no tenía ninguna doble intención, que su novia Marta lo sabía y que si pidió que no se lo contara a nadie no era por miedo, sino porque no quería crear polémica: “El mensaje no puede ser más blanco ni más correcto”.

Además, Kiko hizo una revelación para dejar claros cuáles eran sus sentimientos cuando se casó con Makoke: “No me casé enamorado, ya conté en una ocasión y lamento tener que repetirlo, que el mismo día que me casé, había estado con otra señora con la que tenía una relación”.

Es más, es esta mujer a quien va dedicado el tatuaje de su brazo: “Si hubiera sido para Makoke, me lo hubiera borrado ya, pertenece a una historia que tuve que contar impelido por los hechos”. Se trata de una relación que conocían sus compañeros de plató, Makoke le “sorprendió” en varias ocasiones y él prefiere “excusar el relato”, aunque no descarta contarlo: “Es innecesario, pero si alguien sigue tocándome las narices, cuento cómo ha sido nuestra relación porque me estoy cansando”.