El demoledor zasca de Bertín Osborne que sentencia la relación de Enrique Ponce y Ana Soria

Tras la polémica entrevista en ‘El Hormiguero’.

La pareja formada por el torero Enrique Ponce y la estudiante de Derecho Ana Soria ha protagonizado una de las entrevistas más esperadas y polémicas de la temporada en el programa ‘El Hormiguero’. Los enamorados se abrieron en canal ante Pablo Motos y revelaron algunos detalles íntimos de su relación, como el lugar y el momento en que se conocieron. Sin embargo, su relato no convenció a muchos espectadores, que, además, detectaron una posible contradicción en la cronología de su romance.

Según contó Enrique Ponce, todo empezó cuando empezó a seguir a Ana Soria en Instagram. Según el diestro, fue durante una corrida de toros en Almería cuando se fijó por primera vez en Ana. “Fui a torear a Almería, y estando allí en el callejón, la vi en el tendido, sentada”, contó Ponce.

El torero preguntó a un amigo si la conocía y éste le dio su nombre. “La busqué por Instagram y la encontré”, reconoció entre risas. Según Enrique Ponce, se trataba de la Feria de Almería de 2019, donde él triunfó y salió a hombros. “No sabes cómo me motivó ese momento porque aquella tarde corté cuatro orejas”, afirmó el torero, sin perder el humor.

La metedura de pata de Enrique Ponce.

Pero esta afirmación no se corresponde con la realidad, según han demostrado varios medios especializados en tauromaquia. Enrique Ponce solo cortó cuatro orejas en Almería en el año 2017, cuando todavía estaba casado con Paloma Cuevas, su exmujer y madre de sus dos hijas. En 2019, el año que él señala como el inicio de su relación con Ana Soria, solo cortó dos orejas en esa misma plaza. “Cuatro orejas para un gran Enrique Ponce en Almería”, titulaba ABC en agosto de 2017, mientras que en 2019 sólo destacaba que “Enrique Ponce corta dos orejas”.

Este baile de fechas y de datos ha levantado una ola de críticas y sospechas en las redes sociales, donde muchos usuarios han acusado al torero de mentir sobre el origen de su noviazgo y de haber sido infiel a Paloma Cuevas. “Se ha retratado”, “Hagan cuentas y valoren” o “Ponce ha metido la pata” son solo algunos de los muchos comentarios que figuran en Twitter.

Las críticas contra él no han cesado desde que apareciera en pantalla, aunque él permanece ajeno a todo este tipo de comentarios. No tanto su pareja, prueba de ello, que Ana Soria haya utilizado sus redes sociales para responder a todas las dudas que sobrevolaban sobre los comienzos de su noviazgo.

“A los pesaditos. Enrique recuerda que triunfó y salió a hombros, pero joder, no se acuerda del número exacto de orejas. Así que decidme vosotros cuántas cortó en la Feria de Almería de 2019 y acabamos antes con el tema. Ese es el año, guapos”, escribía indignada.

Pero la polémica entrevista no solo ha generado malestar entre los espectadores de ‘El Hormiguero’, sino también entre las personas cercanas a Paloma Cuevas, que “considera que era innecesario especificar ciertas cosas”. La exmujer del torero ha preferido mantenerse al margen y guardar silencio ante las declaraciones de su exmarido y su nueva pareja, pero algunas de sus amigas han salido en su defensa públicamente.

El zasca de Bertín Osborne.

Tras la declaración de amor en directo de la pareja, y ante la mirada de miles de espectadores, muchos se han cuestionado cuál ha sido la reacción de Paloma Cuevas ante las palabras de su exmarido y su nueva pareja. Pues bien, según ha revelado Bertín Osborne, íntimo amigo de la modelo y diseñadora, a la revista ‘Look’, Paloma Cuevas no le ha dado mayor importancia a la entrevista y se encuentra feliz y radiante.

El presentador y cantante compartió una cena con ella el mismo día que se emitió el programa de Antena 3 y pudo comprobar de primera mano cómo se siente: “La vi fenomenal, contenta y más guapa que nunca”, declaró Bertín. Hay que recordar que Bertín Osborne fue uno de los primeros en pronunciarse sobre la relación de Enrique Ponce y Ana Soria cuando esta salió a la luz en el verano de 2020, entre rumores de infidelidad del torero a Paloma Cuevas.

En aquel momento, el artista criticó duramente al diestro por su actitud y por la gran diferencia de edad que existe entre él y su novia, 26 años. Ahora, sin embargo, Bertín Osborne ha suavizado su discurso y ha reconocido que Enrique Ponce “es buen tío” y le ha deseado “todo lo mejor”. Eso sí, no ha podido evitar lanzar una pulla al torero al afirmar que “todas las relaciones tienen fecha de caducidad”. ¿Se trata de una indirecta hacia el romance de Ponce y Soria?