Gabriela Guillén enseña por primera vez una foto de su hijo con Bertín Osborne, y todos están haciendo el mismo comentario

Anuncios

La decisión de Gabriela Guillén.

En la víspera de un nuevo comienzo, Gabriela Guillén, fisioterapeuta paraguaya de 37 años, abrazó la maternidad con la llegada de su primer hijo, un regalo de Año Nuevo que marcó el inicio de una etapa llena de esperanza y alegría. La noticia del nacimiento se convirtió en un faro de luz en su vida, iluminando el camino hacia un futuro prometedor para ella y su pequeño. Con una determinación férrea, Gabriela ha mantenido la privacidad de su hijo, resguardando su inocencia de los reflectores y la curiosidad pública, una decisión que ha sostenido con firmeza desde el momento en que se convirtió en madre.

Anuncios

Mientras tanto, Bertín Osborne, conocido presentador y cantante, enfrenta desafíos en su salud y la incertidumbre de un proceso de paternidad pendiente. En contraste, Gabriela se deleita en la dicha de la maternidad, encontrando en su hijo una fuente inagotable de felicidad y plenitud. A pesar de su postura previa de proteger celosamente la intimidad de su bebé, un impulso maternal la llevó a compartir con el mundo una ventana a su alma: una imagen de su hijo, que hasta ahora había permanecido oculta del dominio público.

“Mi todo”.

Gabriela eligió un medio moderno y personal para revelar la identidad de su hijo al mundo: su propia cuenta de Instagram, un espacio digital donde ha cultivado una comunidad de casi 20,000 seguidores. En un gesto íntimo y contemporáneo, publicó una ‘story’ en la plataforma, permitiendo que una fotografía tierna y conmovedora de ella y su hijo adornara las pantallas de sus seguidores por un breve lapso de 24 horas.

Anuncios

Esta acción, inesperada y llena de amor, rompió con su costumbre de ocultar a su hijo de las miradas ajenas, generando un torbellino de conversaciones y especulaciones entre sus seguidores y más allá. La imagen, capturada con la sencillez de un teléfono móvil, llevaba consigo un mensaje poderoso: “Mi todo”.

Anuncios

Junto a estas palabras, Gabriela añadió símbolos universales de amor y devoción: un corazón y manos en oración. La fotografía mostraba el tierno agarre de su hijo a su dedo, un gesto que simboliza la conexión profunda y primordial entre madre e hijo. Para acompañar este momento, eligió la canción ‘Infinity’ de Jaymes Young, cuya letra resuena con el tema del amor eterno y la devoción incondicional.

Anuncios

Por su parte, Bertín Osborne, quien previamente había expresado su renuencia a asumir nuevamente el rol de padre a sus 69 años, se ha mantenido en silencio respecto a la decisión de su expareja de compartir la imagen de su hijo. La última palabra sobre la paternidad del niño quedará en manos de la ciencia, a la espera de los resultados de las pruebas de ADN que confirmarán o descartarán su vínculo biológico con el pequeño.

Las redes se han llenado de comentarios críticos con la joven: “Que bien te lo as montado guapa”, le espeta un usuario de las redes sociales. “Ya tiene la vida resuelta”, es el comentario de otra persona crítica con lo sucedido en los últimos meses. “Le ha resuelto la vida de por vida, otra Belén Esteban en versión mejorada y más lista”, resume otra persona.

Anuncios