Elena Huelva se abre a sus seguidores contando cómo pasó la Nochevieja: “Me dijeron lo peor que le pueden decir a una persona”

Así ha terminado el año Elena Huelva.

La joven de 16 años lucha contra el sarcoma de Ewing, una enfermedad de crecimiento rápido que afecta a los huesos y los tejidos blandos. Esta enfermedad causa fiebre, dolor, sensibilidad, posible fractura ósea, pérdida de peso y mucha fatiga. Es por eso que la joven intenta visibilizar esta patología para la cual todavía hay escasez de recursos y falta de investigación, compartiendo con sus seguidores cómo se siente prácticamente cada día.

La historia de Elena Huelva, su valentía a la hora de contar su enfermedad y la manera en que ha sabido visibilizarla, ha generado una increíble respuesta de miles de usuarios anónimos de las redes y también de rostros muy conocidos en España. Personalidades como Sara Carbonero, Manuel Carrasco, Ana Obregón o Aitana han mostrado un gran apoyo a la joven.

De hecho, el cantante Manuel Carrasco decidió hacer una visita a Elena Huelva, acompañada de toda su familia, por Navidad. Su decisión fue aplaudida por los seguidores de la joven, quienes se sintieron emocionados al ver la cercanía con que estas figuras públicas han tratado a la influencer.

El año de Elena Huelva ha sido todo un desafío. El domingo 4 de diciembre, la influencer compartió un emotivo vídeo en el que reveló que su enfermedad había empeorado en la tráquea, y que iba a someterse a radioterapia para intentar reducir la inflamación. Esto puso a todos sus seguidores y amigos en un estado de gran preocupación.

Sin embargo, tras unos días, la joven anunciaba con alegría que iba a regresar a su hogar. “Creo que me voy a casita con todo controlado. Como estar en casa, en ningún sitio, ¡ya lo sabéis!”, exclamó. Todos los que siguen con gran atención cada publicación de la influencer coincidieron en que era una gran noticia, y un signo de que la recuperación de Elena iba por buen camino.

“Me dijeron lo peor que le pueden decir a una persona”.

Con motivo del fin de año, Elena decidió hacer un balance de cómo había sido este 2022 para ella. Se detuvo a reflexionar sobre aquellas pequeñas cosas a las que normalmente no damos el debido valor, pero que tienen un significado incalculable.

“El simple hecho de salir a la calle, que te de el sol en la cara, el aire, parecerá una tontería, pero es una de las mejores tonterías, las pequeñas cosas que realmente son las más grandes”, comenzaba diciendo la joven a través de una publicación en Instagram. Para Elena Huelva, son estas cosas las que nos hacen sentir vivos y son parte de aquello que nos hace felices.

“Mañana se acaba el año, ha sido un año lleno de cosas buenas, es la realidad, a pesar de todo, a pesar de que en agosto mi vida se derrumbara poco a poco y que este mes de diciembre me dijeran lo peor que le pueden decir a una persona”.

Termina el año y Elena, a pesar de los malos augurios que recibió en diciembre, se mantiene positiva. Su fortaleza y coraje son los que le hacen mirar al futuro con esperanza. “Me quedo con un 2022 bonito, lleno de experiencias, momentos, amor y personas maravillosas”, dijo. “Y aquí seguiremos… ¡Siempre! 2023, ojalá me sorprendas”.

Además, la sevillana añadió su particular lema: “Mis ganas ganan”. Por otra parte, ayer recibió una transfusión de sangre que le dará más fuerzas. “Ahora estaré mejor”, concluyó.