El multazo histórico a Telecinco y a Kiko Hernández que podría dejarle en la ruina

Problemas para el colaborador de Telecinco.

El programa más longevo y exitoso de las tardes de Telecinco, ‘Sálvame’, ha llegado a su fin. La cadena ha decidido prescindir del espacio presentado por Jorge Javier Vázquez y Adela González después de más de una década en antena y sustituirlo por una nueva serie de ficción nacional. El motivo de esta drástica decisión es el deseo de Telecinco de blanquear sus contenidos y evitar las constantes polémicas y multas que ha generado el programa por sus tertulias sobre el corazón, los realitys y la actualidad social.

Según ha podido saber este medio, los directivos de Mediaset están hartos de que ‘Sálvame’ sea un foco de conflictos tanto dentro como fuera de la cadena. El programa ha sido objeto de numerosas demandas y denuncias por parte de personajes públicos que se han sentido injuriados, calumniados o vulnerados en su honor o intimidad por los comentarios e imágenes emitidos en el espacio. Algunos ejemplos son María José Campanario, Cayetano Martínez de Irujo o Rocío Carrasco, entre otros.

Además, la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) ha sancionado en varias ocasiones a Telecinco por incumplir la normativa audiovisual en relación con ‘Sálvame’. La última multa por ese asunto, ratificada por el Tribunal Supremo, ascendió a 1,1 millones de euros por emitir contenidos inapropiados en horario protegido para los menores.

Otras sanciones anteriores fueron por publicidad encubierta o por vulnerar el derecho a la presunción de inocencia. La cadena espera que esta nueva etapa tenga una buena acogida entre el público y mejore la imagen de Telecinco como una cadena comprometida con la calidad y la responsabilidad social. A lo que hay que unir una nueva multa que seguro que ha caído como un jarro de agua fría a los responsables del programa.

Kiko Hernández, al borde de la ruina.

Sálvame, el programa líder de la televisión rosa, atraviesa uno de sus peores momentos. Tras sufrir una caída de audiencia y verse envuelto en un escándalo por espiar a sus propios colaboradores, el espacio que produce La Fábrica de la Tele se enfrenta ahora a una nueva polémica que salpica tanto a la cadena Telecinco como a uno de sus tertulianos más conocidos.

Se trata de Kiko Hernández, que junto con el programa que le da trabajo, ha sido condenado a indemnizar con una elevada suma de dinero a Julia Janeiro, la hija del torero Jesulín de Ubrique y la odontóloga María José Campanario. La joven, que acaba de cumplir la mayoría de edad, presentó una demanda contra Sálvame y Hernández por vulnerar su derecho al honor con sus comentarios e informaciones sobre su vida privada.

El juez ha dado la razón a Julia Janeiro, que nunca ha querido ser un personaje público ni exponerse mediáticamente más allá de lo que comparte en sus redes sociales. Sin embargo, el programa que presenta Jorge Javier Vázquez aprovechó su 18 cumpleaños para dedicarle varios especiales en los que se desvelaban detalles íntimos y personales de la hija de Jesulín.

Esta actitud del programa fue considerada como una persecución y una injerencia ilegítima en el honor de la joven, que reclamó una compensación económica por el daño moral causado. Según ha publicado El Confidencial, el juez ha estimado la demanda y ha condenado a Telecinco a pagar 220 mil euros a Julia Janeiro, además de los 30 mil euros que tendrá que abonar Kiko Hernández de su propio bolsillo.

Se le acumulan las deudas.

El colaborador de ‘Sálvame’ y exconcursante de ‘Gran Hermano’ se enfrenta a una grave crisis económica. Además de esta multa, recientemente perdió un juicio que se remonta a 2011. Además de la multa, tendrá que mantenerse alejado de Liberto López de la Franca y Gallego, un historiador y humanista que participó en ‘Acorralados’, el reality de Telecinco.

Se ha conocido que Kiko Hernández ha sido condenado a pagar 300.000 euros y a guardar una orden de alejamiento por acoso telefónico e injurias. Liberto López de la Franca y Gallego es un historiador y humanista que saltó a la fama al participar en ‘Acorralados’, donde convivió con otros famosos como Raquel Bollo, Bárbara Rey, Dioni o Nagore Robles. El programa estaba presentado por Jorge Javier Vázquez y Raquel Sánchez Silva, y consistía en que los concursantes debían vivir en una granja sin comodidades.

Liberto abandonó voluntariamente el programa tras no sentirse cómodo con la experiencia. Sin embargo, lejos de olvidarse del tema, decidió denunciar a varios de sus compañeros y colaboradores de Telecinco por difamación e injerencias en su vida privada. Entre ellos estaba Kiko Hernández, al que acusó de acosarle telefónicamente y de usar su imagen sin su consentimiento para lucrarse.

La demanda se presentó inicialmente por la vía penal, pero al ser archivada se recurrió a la civil. Después de más de una década, el juez ha dado la razón a Liberto y ha condenado a Kiko Hernández a indemnizarle con 150.000 euros por lucro cesante y otros 150.000 por daño emergente. Además, le ha impuesto una orden de alejamiento que le prohíbe acercarse o comunicarse con él.

Tampoco fue esta la primera vez que se hicieron públicos los problemas económicos de Kiko Hernández. Hace unos meses, tuvo una fuerte discusión con Belén Rodríguez, su mejor amiga y compañera de ‘Sálvame’, porque ella reveló que le había prestado 100.000 euros para saldar una deuda.