Eduardo, el hombre que viajó a otro país para conocer al amor de su vida y le estafaron 6000 euros

Eduardo Vilarreal, es el nombre del protagonista de un indignante suceso, en el que decidió conocer y pasar las navidades con una mujer a la que conoció por una web de citas por internet, quien parecía el amor de su vida, pero acabó siendo estafado.

Eduardo, un mexicano residente en Estados Unidos, estaba lleno de ilusión mientras planeaba su viaje a Santa Marta, una bella ciudad costera colombiana, famosa por sus maravillosos paisajes y sus numerosos atractivos turísticos. El viaje era una ocasión especial para el hombre, pues era su primera vez que viajaba a Colombia, y más aún para conocer en persona a su novia ‘tecnológica’ , una bella mujer a la que había conocido hacía tres meses a través de Internet.

Así que con 6000 dólares (unos 6000 euros al cambio) en efectivo en su bolsillo y su smartphone de última generación, el hombre partió en avión para vivir lo que esperaba que fuera una inolvidable aventura romántica que acabó convirtiéndose en una pesadilla.

Cuando llegó a su destino, sumamente emocionado de conocer a su novia, se encontró con una desagradable sorpresa: Además de su novia, conoció también a la supuesta mejor amiga de esta. Esta situación, que al principio le pareció bonita ya que recibió el afecto y el cariño de las dos mujeres, se tornó desastrosa cuando descubrió que había sido víctima de una estafa.

En un momento dado, desapareció todo su dinero y su dispositivo, valorado en cientos de dólares. El protagonista pudo denunciar lo sucedido ante las autoridades y aseguró que la amiga de su supuesta novia había actuado como cómplice mientras su supuesta ‘pareja’ le despojó de todas sus pertenencias.

“Estaba muy ilusionado con este viaje, pero me llevé una decepción grande al darme cuenta que esta mujer era una estafadora”, explicó Eduardo al comprobar que la mujer había eliminado sus redes sociales e incluso sospechó que se había marchado de la ciudad: “Ha sido una experiencia muy amarga”, contó el estafado, al verse solo, sin dinero y sin saber a quién acudir en un país extraño. “Este problema no me ha permitido disfrutar, ni conocer bien la ciudad”, acabó diciendo.

Después de sufrir el doloroso suceso, Eduardo ha querido recomendar a toda la gente para que tengan mucha precaución al conocer “el amor en redes sociales” y evitar que le pase a alguien lo que le sucedió a él: “Estoy muy decepcionado. Antes de emprender un viaje para conocer el amor en redes sociales, fíjese bien con quién habla. Que no le pase lo mismo que a mí porque esto daña la Navidad, el Año Nuevo y todas las vacaciones”.