Una pareja con 40 años de diferencia asegura disfrutar del amor verdadero tras conocerse en Tinder

Una historia de amor más allá de la edad

La edad es a menudo vista como una barrera en las relaciones amorosas, pero para Willow y David, representa poco más que un número, según comentan ambos protagonistas. A pesar de la considerable diferencia de casi cuatro décadas, Willow, de 23 años, y David, un promotor inmobiliario de 62, se ven como la pareja ideal. Contrario a la tendencia de los hombres de su edad, David aún anhelaba encontrar a su alma gemela.

El destino los unió en la plataforma de Tinder, donde explican que su conexión fue instantánea y poderosa. “No quería dejarme influenciar por nada externo, solo quería conocerlo como persona. Déjame ver si tú también me gustas, antes de dejar que cualquier factor externo me haga sentir de alguna manera”, expresó Willow sobre su primer encuentro. David, por su parte, describió su primera reacción al verla como “increíble”.

Un romance de ‘cuento de hadas’ contado en redes

Tras su primera cita, la relación de Willow y David se intensificó rápidamente, culminando en la decisión de vivir juntos a los tres meses de noviazgo. Lejos de disiparse, su amor parece fortalecerse con el tiempo, disfrutando de experiencias como conciertos de los Backstreet Boys y escapadas a las Bahamas. Su devoción mutua es tan grande que decidieron compartir su historia de amor en TikTok.

@willowbeeeeeee I said yes ???? #weddingseason2022 #engaged #happywifehappylife #fypシ ♬ Marry You – Bruno Mars

Desafiando las múltiples críticas

A pesar de la felicidad que dicen sentir, la pareja se ha enfrenta a constantes críticas en las redes sociales debido a su diferencia de edad. Willow es el blanco de comentarios negativos, siendo etiquetada habitualmente como “cazafortunas” y a David como su ‘sugar daddy’. “Ya no puedo leer comentarios porque me tomo esas cosas como algo personal”, confesó David.

Aceptación Familiar

Sin embargo, los seres queridos de la pareja han aceptado con mucho más cariño su inusual relación. Un familiar cercano incluso comentó: “Su madre dice: ‘Estoy convencida de que se conocieron en vidas anteriores… Nunca había visto a mi hija más feliz’”.

Willow, por su parte, dice apreciar la manera en que los hombres mayores la tratan, valorando gestos como apartar su silla en un restaurante, y concluye: “Ellos ya aprendieron y no tienes que cuidarlos. Son corteses. Saben cómo tratar a una dama”.