“Una época durísima”. Matías Roure ya no puede ocultar la cruda realidad de ‘First Dates’

Matías Roure se emociona al recordar a las gemelas de ‘First Dates’

El programa ‘Fiesta’, presentado por Emma García, recibió este sábado la visita de Matías Roure, el popular ‘barman’ de ‘First Dates’. El argentino vino a promocionar el especial de San Valentín que se emitirá el próximo 14 de febrero en Telecinco, antes de ‘La isla de las tentaciones’.

Matías Roure aprovechó para hacer un balance de su experiencia en el dating show de Cuatro, que este 2004 cumple ocho años en antena. El ‘barman’ se mostró muy orgulloso de formar parte de la gran familia que es el programa y de haber conocido a personas maravillosas.

El duro testimonio de Marisa y Cristina

‘Fiesta’ recordó uno de los momentos más emotivos del programa, cuando las gemelas Marisa y Cristina, que trabajan como camareras en ‘First Dates’, confesaron que padecían un Trastorno Obsesivo Compulsivo que les dificultaba su labor. Emma García le preguntó a Matías Roure cómo vivió aquella situación.

El argentino no pudo contener las lágrimas al recordar a las dos hermanas, a las que considera como parte de su familia. “Fue una época durísima. He desarrollado mucho sentimiento y mucho cariño hacia esas dos niñas. Son como hermanas para mí”, dijo. Además, elogió su valentía y su superación: “Yo, arrodillado a los pies de ellas, porque es alucinante, de verdad”.

El apoyo de los compañeros

Matías Roure expresó el dolor que sintió al ver a las gemelas sufrir por su trastorno. “Lo padecimos mucho. Imagínate, alguien a quien quieres tanto… La ves la mirada perdida y no se puede hacer nada”, se lamentó. Sin embargo, Emma García le recordó que sí que pudo hacer algo: darles el cariño y el apoyo que necesitaban.

La presentadora destacó la labor de Matías Roure y el resto de los compañeros de ‘First Dates’ para ayudar a las gemelas a superar su trastorno. “Eso sí que es amor”, afirmó. El argentino insistió en que lo pasaron “muy mal”. Antes de cambiar de tema, Emma y sus colaboradores aplaudieron la decisión de Marisa y Cristina de visibilizar su trastorno y ayudar a otras personas que lo padecen.