¿Se pudo haber evitado? Sale a la luz la verdadera causa de la muerte de la muerte de Hilario López Millán

Adiós a Hilario López Millán, un referente del periodismo social

El mundo de la comunicación está de luto por la pérdida de uno de sus grandes profesionales. Hilario López Millán, periodista y escritor, ha fallecido a los 78 años de edad por una «deshidratación extrema«, según ha informado su amigo y compañero Albert Castillón en Twitter.

Castillón ha expresado su dolor por la muerte de «un genio de la radio y de la copla», al que ha definido como su amigo. También ha enviado su pésame a su marido Alberto y ha recordado que Hilario descansará junto a su madre y su amiga Rocío Jurado, con quien mantuvo una estrecha relación.

Una trayectoria brillante en la radio, la televisión y la música

Hilario López Millán nació en Hellín (Albacete), pero se trasladó a Madrid a principios de los 60 para formarse en Estación Escuela de Radio Juventud, donde aprendió el oficio de la mano de grandes maestros. Durante varias décadas, trabajó junto a Encarna Sánchez, una de las reinas de la radio.

En los 90, dio el salto a la televisión como colaborador habitual de programas como ‘Día a día’ con María Teresa Campos o ‘Sabor a ti’ con Ana Rosa Quintana. Su pasión por la música lo llevó a ser jurado de ‘Se llama copla’, el exitoso concurso de Canal Sur. Su última aparición en la pequeña pantalla fue en ‘Sálvame’ en 2021, donde defendió a Rocío Carrasco y su docuserie ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’.

Hilario López Millán fue uno de los pioneros del periodismo social y un gran conocedor del mundo de la copla. Su legado quedará para siempre en la memoria de sus compañeros, amigos y seguidores.

La deshidratación extrema, la causa de la muerte de Hilario López Millán

El periodista, cantante, escritor y uno de los colaboradores de televisión más habituales y reconocidos en la década de los 90 y principios de los 2000, ha perdido la vida, a causa de una “deshidratación extrema“, tal y como ha avanzado su periodista y compañero Albert Castillón en su red social Twitter.

La deshidratación extrema ocurre cuando el cuerpo pierde más líquidos y electrolitos de los que ingiere, y no puede realizar sus funciones normales. Esta situación puede ser muy peligrosa, especialmente para los niños y los adultos mayores, y requiere de un tratamiento médico urgente1.

Entre las causas que pueden provocar una deshidratación extrema se encuentran las siguientes:

Vómitos o diarrea intensos que impiden retener los líquidos.
Sudoración excesiva por ejercicio físico o clima caluroso.
Fiebre alta que aumenta la pérdida de agua.
Diabetes no controlada que produce una mayor eliminación de orina.
Ingesta excesiva de algunos tipos de fármacos (como los diuréticos) que favorecen la diuresis.
Enfermedad de Addison no controlada que altera el equilibrio hormonal y electrolítico.

Los síntomas de la deshidratación extrema pueden variar según la edad y el grado de severidad, pero algunos de los más comunes son:

Sed intensa
Boca y lengua secas
Orina escasa y oscura
Fatiga y debilidad
Dolor de cabeza y mareos
Piel seca y arrugada
Ojos y mejillas hundidos
Falta de sudoración
Presión arterial baja
Ritmo cardíaco acelerado
Fiebre
Delirios o inconsciencia

Para prevenir la deshidratación extrema es importante beber suficiente agua a lo largo del día, especialmente cuando se está enfermo o se hace ejercicio en ambientes calurosos. También se recomienda evitar el consumo excesivo de alcohol, cafeína o bebidas azucaradas que pueden aumentar la pérdida de líquidos. En caso de presentar síntomas de deshidratación, se debe buscar atención médica lo antes posible para recibir una hidratación adecuada por vía oral o intravenosa.