Polémico discurso de Josep Pedrerol después del último vídeo de Jenni Hermoso: « Tenemos que…»

La polémica que divide a un país.

El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, se encuentra en el ojo del huracán tras el escándalo que protagonizó en la celebración del Mundial, cuando le plantó un beso no consentido a la jugadora de la selección femenina Jenni Hermoso. El hecho, que fue captado por las cámaras de televisión, ha generado una ola de indignación y rechazo en el mundo del deporte y la sociedad en general.

Sin embargo, lejos de asumir su responsabilidad y pedir perdón por su actitud machista y abusiva, Rubiales ha optado por negar la evidencia y tratar de desacreditar a la víctima. Para ello, se ha valido de su poder e influencia, y ha contado con la complicidad de algunos medios afines que han difundido vídeos de la jugadora para intentar demostrar que el beso fue consentido.

Las contundentes palabras de Pedrerol tras las últimas imágenes.

Uno de esos vídeos fue emitido este martes por el programa ‘El Chiringuito‘, dirigido por Josep Pedrerol, quien se ha mostrado muy crítico con Rubiales desde el primer momento. En el vídeo, publicado por el diario El Español, se ve a Jenni Hermoso bromeando con sus compañeras sobre lo ocurrido mientras estas corean a gritos «presi, presi». Según Rubiales, este vídeo prueba que no hubo agresión sexual y que todo fue una broma entre amigos.

No obstante, Pedrerol no se dejó engañar por esta estrategia de defensa y desmontó las mentiras de Rubiales con argumentos contundentes. «Yo creo que Rubiales se equivocó. El error fue no decir ‘me he equivocado’. El escribir una carta diciéndole ‘Jenni, me he equivocado’. ‘Jugadoras seleccionadas, me he equivocado’. Y públicamente, decir ‘me he equivocado’ e, incluso, ‘pongo mi cargo a disposición por la imagen que yo estoy dando de este país que, además, tiene un Mundial en 2030, que seguramente, vamos a perder», destacó Pedrerol.

Asimismo, Pedrerol reconoció el «derecho de ir a los tribunales» por parte de Rubiales para defender sus intereses y donde presentar «las pruebas que hagan falta», pero dejó claro que hay que apoyar a la víctima. «Estamos de acuerdo en que ha habido un error por parte de Luis Rubiales. Que el beso, a ella, no le apetecía. Que no era consentido. Vale, no vale, ¿te doy un piquito? ¿Vale? No, no era consentido», afirmó con rotundidad.

Pedrerol también recordó que «un beso no es tan grave como otro tipo de delito sexual, claro, pero está tipificado como delito ahora mismo, en una ley que nos puede gustar o no gustar, y que efectivamente ha tenido críticas porque ha provocado cosas que no han ayudado a las mujeres». Por eso, pidió «quitar el foco de Jenni Hermoso» y protegerla como han hecho otras personalidades del mundo del espectáculo como Patricia Pardo o Sandra Barneda.

«Jenni Hermoso no se lo esperaba. A Jenni Hermoso no le ha gustado. Entonces, yo creo que, lo demás, podemos dar vueltas a muchas cosas, pero no ha sido un beso consentido. Tenemos que estar al lado de Jenni Hermoso en este momento, al lado de ella. Hay que protegerla a ella por encima de todo», concluyó Pedrerol.