Paul, el futbolista de 15 años muerto tras ser golpeado por un rival en la cabeza durante un partido

Tragedia en el fútbol alemán por la muerte cerebral de un joven jugador

El mundo del deporte, y del fútbol en particular, está de luto por la muerte cerebral de Paul, un jovencísimo jugador de 15 años que sufrió graves lesiones en una pelea tras un partido en Fráncfort el pasado domingo. El joven formaba parte de un equipo alemán que participaba en la Germany Cup, un torneo internacional que reúne a clubes juveniles de diferentes países.

Según la Policía alemana, el jugador fue golpeado en el cuello y en la cabeza por un rival de un equipo francés durante el altercado, que se originó después del encuentro. El adolescente perdió el conocimiento y tuvo que ser reanimado y trasladado al hospital, donde se confirmó que sufría una muerte cerebral. El presunto agresor, de 16 años y miembro del FC Metz francés, fue detenido y se encuentra en prisión preventiva.

Reacciones de condena y solidaridad

Los organizadores del torneo expresaron su profunda conmoción y tristeza por lo ocurrido y enviaron sus condolencias al equipo y a los padres del joven fallecido. Además, pidieron el fin de la violencia en los campos de fútbol y solicitaron la colaboración de los testigos que tuvieran imágenes o vídeos del suceso para facilitar la investigación policial.

El FC Metz, por su parte, negó que su jugador hubiera actuado con intención de causar daño al rival y aseguró que se trataba de un “accidente desafortunado”. El club francés también mostró su apoyo a la familia del jugador alemán y a su equipo.

La responsable de Interior de Berlín, Iris Spranger, se mostró consternada y sin palabras por la tragedia y deseó “mucha fuerza en esta hora oscura” a los familiares, amigos y compañeros del joven.