Obligan a los pasajeros a dejar el tren a 60 kilómetros de su destino porque el maquinista acababa su jornada laboral

Anuncios

Un maquinista deja tirados a los pasajeros de un tren Madrid-León al acabar su jornada

Un insólito suceso ocurrió el pasado 27 de marzo en la línea de tren que une Madrid con León. Los pasajeros que viajaban en el convoy se quedaron atónitos cuando el maquinista se bajó del tren en la estación de Sahagún, alegando que había terminado su jornada laboral. El tren quedó paralizado y los viajeros tuvieron que continuar el trayecto en autobús.

Anuncios

Uno de los afectados relató lo ocurrido en las redes sociales, donde compartió una foto del panel de la estación que anunciaba el motivo de la incidencia: «Maquinista ha terminado jornada laboral». Según su testimonio, el tren se detuvo en Sahagún sobre las nueve de la noche y el revisor les informó de que no podía seguir hacia León porque la estación no admitía más trenes.

Una hora de espera y un viaje en autobús

Los pasajeros esperaron durante una hora sin recibir más explicaciones, hasta que descubrieron la verdadera razón por la que el tren no arrancaba: el maquinista había cumplido su horario y se había marchado. El mensaje que lo confirmaba desapareció del panel poco después. El viajero que narró los hechos calificó la situación de «cómica» y señaló que el propio maquinista se subió al autobús que les trasladó a León.

Anuncios

El viaje en autobús duró más de una hora y media, por lo que los pasajeros llegaron a su destino final con dos horas y media de retraso. El viajero que contó la experiencia en las redes sociales expresó su indignación y su incredulidad ante lo sucedido.

La versión de Renfe

Por su parte, Renfe ha ofrecido su versión de los hechos y ha justificado la actuación del maquinista. Según la compañía ferroviaria, el maquinista había realizado previamente otro servicio en el que sufrió una demora de 88 minutos por una incidencia en la infraestructura. Eso hizo que superara el tiempo máximo de conducción permitido por la normativa, que es de cinco horas y media.

Anuncios

Renfe ha explicado que el maquinista no podía seguir conduciendo el tren por motivos de seguridad y que no había otro disponible para sustituirlo. Por eso, se optó por trasladar a los pasajeros en autobús hasta León. Renfe ha pedido disculpas por las molestias ocasionadas y ha asegurado que se trata de un caso excepcional.

Anuncios