Marina, la joven de 32 años que ha fallecido practicando el hobby cada vez más de moda en la playa

Anuncios

Impactante suceso.

La celebración de las Fiestas del Carmen se vio empañada por un fatal accidente que le costó la vida a una mujer de 32 años. La víctima se precipitó al agua desde la moto acuática en la que viajaba como pasajera junto a otra persona, en las inmediaciones de la barriada malagueña de El Palo. La Guardia Civil investiga las causas del siniestro y si hubo alguna negligencia o imprudencia por parte del conductor de la embarcación o de otros implicados.

Anuncios

El suceso ocurrió ayer domingo, sobre las 20.50 horas, cuando el mar estaba lleno de embarcaciones que participaban en la tradicional procesión marítima en honor a la Virgen del Carmen. Una llamada al 112 alertó de que una mujer había caído al agua desde una moto acuática y que no respiraba. Unos testigos le practicaron las primeras maniobras de reanimación cardiovascular mientras esperaban la llegada de los servicios sanitarios.

Al lugar se desplazaron efectivos de la Policía Nacional, la Policía Local y una UVI móvil del 061, que trasladó a la mujer en estado crítico al Hospital Virgen de la Victoria, donde finalmente falleció. La Guardia Civil se hizo cargo de la investigación, al tratarse de un accidente ocurrido en el mar, y tomó declaración al conductor de la moto acuática y a otras personas que pudieran estar relacionadas con el caso. Hasta el momento no se han producido detenciones ni se han esclarecido las circunstancias exactas del accidente.

Anuncios

El auge de las motos de agua preocupa a las autoridades.

El uso de motos acuáticas en nuestro litoral ha crecido notablemente en los últimos años, lo que ha supuesto un aumento de los riesgos para los bañistas y para los propios usuarios de estas embarcaciones. Por ello, las autoridades han adoptado medidas para regular su uso y garantizar la seguridad en el mar.

Anuncios

Entre ellas, se encuentran el control de la velocidad, el respeto a las zonas habilitadas para su circulación, la prohibición del consumo de alcohol, la obligatoriedad del uso de chalecos salvavidas homologados y la revisión de la documentación de las embarcaciones. El año pasado, se puso en marcha un dispositivo pionero para vigilar el cumplimiento de estas normas por parte de los usuarios de motos acuáticas en Málaga.

Anuncios