Los impactantes mensajes en redes sociales de Daniel Sancho que revelan la clase de persona que era realmente

Los escalofriantes tuits de Daniel Sancho.

El mundo entero se ha quedado conmocionado tras la reciente confesión de Daniel Sancho, el joven español que admitió haber terminado con la vida de Edwin Arrieta, un ciudadano colombiano con quien se encontraba en la isla tailandesa de Koh Samui. Mientras Sancho espera el juicio en prisión provisional, se ha desvelado su controvertida actividad en las redes sociales, donde compartió sorprendentes mensajes que revelan su personalidad y sus pensamientos.

Sancho, que fue detenido el pasado 5 de agosto por el presunto asesinato de Arrieta, tenía un perfil de Instagram que fue cerrado tras su arresto. Sin embargo, su rastro digital en otras plataformas, como Twitter, sigue siendo visible y muestra cómo utilizaba estos espacios para expresar sus opiniones sin ningún tipo de censura. A través de sus tuits, se puede apreciar cómo Sancho debatía sobre diversos temas, generando a menudo polémica y rechazo por sus comentarios.

“No existe mayor tragedia que una mujer muy fea”.

Entre los tuits de Sancho, muchos de los cuales han sido eliminados en las últimas horas, se encuentran algunos que abordan temas delicados, como las mujeres y el sobrepeso. Sancho no tenía reparos en criticar la apariencia física de las personas, llegando a escribir cosas como: “Odio a los gordos que deberían sentarse en los asientos dobles del bus y no lo hacen para hacerse creer a ellos mismos que no están tan mal” o “No existe mayor tragedia que una mujer muy fea”.

Uno de los mensajes que más llama la atención es el que escribió en 2015: “Espero que de algún fruto… si no tendré que matar a Alberto López”. Aunque se desconoce el contexto de esta afirmación, resulta inquietante ver cómo Sancho mencionaba la posibilidad de matar a alguien años antes de confesar haberlo hecho.

Otro tuit, publicado en 2013, adquiere una nueva dimensión tras los hechos ocurridos en Koh Samui: “Ha tocado mancharse las manos”. En aquel momento, el significado de esta frase era ambiguo, pero ahora parece reflejar la presunta atrocidad que cometió Sancho tras asesinar a Arrieta.

Estos sorprendentes tuits ofrecen una perspectiva intrigante sobre la mentalidad y las actitudes de Sancho antes del escalofriante acto que confesó. A medida que avanza el proceso judicial, habrá que ver cómo su pasado virtual puede afectar a la opinión pública sobre su caso.