«Llegaron dos coches y 10 policías». Detienen al dueño del último restaurante que ha aparecido en ‘Pesadilla en la cocina’

El pasado día 24 de diciembre, la Policía Nacional y Local de Puertollano detuvo a José María Laguna, un conocido hostelero de la localidad, acusado de un presunto delito de violencia de género contra su exmujer. Esta situación llegaba solo dos días después de que el empresario fuera protagonista del programa de televisión ‘Pesadilla en la cocina’ por los problemas que tenía para llevar a la vez sus dos restaurantes.

De acuerdo a lo informado por el portal Lanza Digital, el acontecimiento se desarrolló sobre las 21:00h de Nochebuena, cuando el hombre acudió al domicilio donde vive con sus hijos. Su ex esposa, presa de pánico, decidió encerrarse en el baño. Ante esto, Laguna comenzó a golpear la puerta con violencia e intentó entrar. La mujer, temerosa, avisó a la policía.

En cuanto a la declaración de Laguna a ‘La comarca de Puertollano’, el acusado expresó que la actuación policial fue excesiva ya que «llegaron cinco coches patrullas con diez policías y me trataron violentamente, un médico tuvo revisarme las manos». No obstante, admitió que tocó varias veces el timbre y golpeó la puerta mientras gritaba que quería ver a sus hijos.

Como resultado de este incidente, se le ha impuesto una orden de alejamiento de su exmujer y la prohibición de ver a sus hijos durante 30 días. Además, el programa de televisión ‘Pesadilla en la cocina’ describió esta situación como «el más duro» de las ocho temporadas.