Le dicen a Estopa que también les escuchan “los pijos”, y su respuesta es demoledora

Anuncios

Se han pasado Internet.

En el vibrante panorama musical español, los hermanos José y David Muñoz de Estopa se han destacado no solo por su música contagiosa sino también por su franca actitud hacia la exclusividad en sus eventos. En una reciente entrevista con El Mundo, los hermanos discutieron abiertamente su decisión de no incluir zonas VIP en sus conciertos, una práctica común en la industria del entretenimiento que a menudo separa a los asistentes según su disposición a pagar por una experiencia premium.

Anuncios

La experiencia de tener una zona VIP en uno de sus conciertos fue una lección aprendida para Estopa. David recordó con desdén cómo, en lugar de encontrarse con fans apasionados en las primeras filas, se vieron rodeados de un público distante, más interesado en los cócteles y las conversaciones que en la música que resonaba desde el escenario. Entonces, se dieron cuenta de que la verdadera energía de un concierto proviene de aquellos que vienen por la música, no por el estatus, de acuerdo con José.

Su respuesta cuando les dicen que también les escuchan “pijos”.

La conversación tomó un giro filosófico cuando David cuestionó la autopercepción de los ‘pijos’, término coloquial en España para referirse a personas de clase alta o que adoptan modales refinados, a menudo con una connotación negativa. “ Tener dinero no es ser pijo. Puedes ser pijo y ser de Cornellà. Ser pijo es una actitud, pero el que es pijo no dice ‘yo soy pijo’, porque es como decir ‘yo soy idiota’”, explicó David, desafiando la noción de que el dinero es un indicador de la pijeza. José intervino, describiendo al ‘pijo’ como alguien que pretende ser algo que no es, sugiriendo que la verdadera pijeza es una cuestión de comportamiento y no de saldo bancario.

Anuncios

 

David profundizó en la idea, separando la ostentación materialista de la verdadera riqueza. “Cuando hablo de pijos no hablo de gente con dinero. Hablo de gente materialista u ostentosa, sin escrúpulos, clasista… Pero los clasistas no se consideran clasistas. No saben que lo son”, dijo, señalando la ironía de que aquellos con actitudes clasistas rara vez se reconocen como tales.

Anuncios

El debate culminó con una observación aguda de José, quien señaló que, aunque ser ‘pijo’ puede ser más fácil con recursos financieros, la verdadera ostentación no depende del modelo de coche que conduces, sino de cómo eliges presentarte al mundo. Con una risa, David concluyó: “El pijo es un aparentador”.

Este intercambio revela la esencia de Estopa: un dúo que valora la autenticidad y la conexión genuina con su audiencia por encima de la superficialidad y el elitismo. Su música, arraigada en la tradición del rock catalán y la rumba, resuena con aquellos que buscan una experiencia musical auténtica, sin barreras artificiales de estatus o riqueza.

Anuncios

Anuncios