Laura Fa al borde del despido por reventar en directo la exclusiva que ocultaba ‘Sálvame’

Reveló la verdad sobre el cebo que ocultaba Sálvame.

Desde que se estrenó el 19 de marzo de 2009 en Telecinco, Sálvame se ha convertido en uno de los programas más emblemáticos de la cadena. Ha contado con un sinfín de presentadores como Jorge Javier Vázquez, Paz Padilla, Carlota Corredera, Kiko Hernández o Núria Marín, que han hecho de Sálvame un programa de televisión que genera numerosas polémicas. Las discusiones entre los colaboradores, algunas más llamativas que otras, han sido una de las principales características de Sálvame, que lo convierten en uno de los programas más controvertidos de la televisión.

Además, es bien conocido que Sálvame ha desarrollado una técnica para mantener a su audiencia pegada a la pantalla. Esta técnica consiste en ofrecer “cebos televisivos”, con el objetivo de que los espectadores no cambien de canal, adelantando parte del contenido que se emitirá tras los anuncios o “esta noche en…”.

Esta fórmula también ha sido imitada por programas de Atresmedia, como Pasapalabra o Deportes Cuatro, que ofrecen a sus espectadores escenas similares para que no se pierdan ni un instante de su programación. Estas secuencias, que son prácticamente trailers, suelen tener una duración breve y presentar lo más destacado de los temas que se tratarán en el programa, a menudo acompañadas de música y grafismo. De este modo, Mediaset y Atresmedia se aseguran de que los espectadores no se pierdan ni un minuto de sus contenidos.

“Salió el gordo”.

Con una entrevista que había realizado José Antonio Avilés a una mujer que aseguraba haber tenido un romance con un famoso casado, el tema principal del programa de este lunes prometía ser uno de los más interesantes de la semana en Sálvame. El nombre de este supuesto amante no se había revelado al principio, pero sería anunciado al final del día. Sin embargo, Laura Fa, la conductora del programa, dejó escapar el nombre en la primera hora del programa, sorprendiendo a todos los presentes.

Jorge Javier, el presentador, explicaba que una de las razones por las que no se había dado el nombre de la persona involucrada era porque no se había verificado con seguridad la información. En ese sentido, la charla de la primera hora giraba en torno a la credibilidad de la versión de la protagonista. Laura Fa, por su parte, planteaba la hipótesis de que la mujer podía conocer a la persona con la que se le acusaba de haber tenido un affaire sin necesidad de haber estado con él, ya que compartían muchos amigos en común.

La colaboradora, insegura, continuó hablando: “Está relacionada con gente que le puede dar muchísimos datos para acabar de cuadrar toda la historia. Conoce a gente que conoce tan profundamente a Fran”. Y de repente, se llevó las manos a la boca para contenerse. El silencio se hizo en el plató durante unos segundos que parecían interminables. Finalmente, Kiko Hernández rompió la incómoda situación con una broma. “Pues ya ha salido el gordo”, dijo entre risas cómplices.

Jorge Javier trató de cambiar rápidamente de tema y se puso en contacto con la redacción. En ese momento, una de sus compañeras intentó darle más detalles de la exclusiva, pero el presentador le dijo que era una pérdida de tiempo tratar de ocultar el nombre. Sin embargo, ella se negó a revelarlo, por lo que el programa ha continuado como si Laura nunca hubiera mencionado el nombre en primer lugar.

No había duda de que el público ya estaba haciendo conjeturas sobre lo que estaba sucediendo, aunque la periodista no hubiese revelado el apellido de la persona en cuestión. Pero la información revelada por Laura hizo que la credibilidad del testimonio se viese cuestionada por la mayoría de la mesa de tertulianos.

Sin embargo, el programa decidió seguir adelante. Jorge Javier bromeó: “Estamos fenomenal, como nunca, chica”, y le dio paso a una de las productoras, que seguía insistiendo en la entrevista que tenían en su poder. “Quita ya lo de secreta”, dijo el presentador entre risas, y luego se dirigió directamente a Laura Fa: “¿Algo qué decir?”.