Kiko Rivera desvela la identidad de su padre real y confirma lo de su hermano secreto

Se le realizó una prueba de ADN sin saberlo.

La trama que rodea al conflicto de la familia Pantoja ha sido protagonista en la prensa rosa desde hace tiempo. Todo comenzó cuando hace un par de años Kiko Rivera se cansó de las mentiras de su madre, y por ese motivo decidió, según él, desenmascararla por completo.

Durante su demoledora entrevista en Cantora, la herencia envenenada, un especial que Telecinco hizo a su medida, Kiko Rivera no dejó a nadie indiferente. En el programa salieron a relucir viejos rumores del pasado, entre ellos la posibilidad de que el DJ no fuera hijo de Paquirri realmente.

Se llegó a señalar que el doctor Antonio Muñoz Cariñanos podría ser su verdadero padre. Y es que hay que recordar que, en su momento, el doctor Cariñanos fue médico personal de la cantante. Ya por entonces se llegó a especular que podrían haber mantenido una relación más allá de lo profesional.

Por si fuera poco, de Kiko siempre se ha dicho que no se parece nada a sus hermanos, Fran Rivera y Cayetano Rivera. Después de tantos años, volvió a resurgir la duda durante la polémica entrevista a Rivera. Por ello, Socialité se puso manos a la obra y consiguió en exclusiva el resultado de una prueba de ADN que acabaría finalmente con las especulaciones.

“Le vamos a dar a Kiko las explicaciones que le solicitaba a su madre, vamos a saber la verdad”, afirmó María Patiño antes de compartir con todos los espectadores del espacio el resultado. Pero pocos minutos después, la presentadora reveló que “la prueba es negativa”, confirmando que Kiko Rivera no es hijo del doctor Cariñanos.

El espacio se despidió anunciando estos datos y acabando con los rumores. Pero en las redes ahora la duda era otra, ¿de dónde había sacado Socialité la prueba? Resulta que Francisco Javier Muñoz, uno de los hijos biológicos del doctor, hizo lo imposible para hacerse una prueba de ADN con Kiko Rivera años atrás.

Esto ya lo explicó al periódico El Español en 2018, afirmando que el DJ se parecía mucho a él y que por ese motivo llegó a creerse los rumores, de forma que se puso manos a la obra para saber la verdad.

“Es igual que yo, quería saber si era mi hermano o no. Coincidí con él en Manchester, en un partido de fútbol. Dio la casualidad de que se sentó tres filas delante de mí. Se fumó un cigarro y cogí la colilla al acabar el partido. Le hice la prueba de ADN, estaba obsesionado con la idea. A los diez días me dieron el resultado. De haber sido hermano, hubiese sido un boom”, explicó el hijo del médico, dejando claro que no, no son hermanos.

Los nuevos tests.

Ahora, Francisco Javier ha aparecido en el estreno de Fiesta, el nuevo programa de Emma García. El hijo del doctor Cariñanos, por primera vez en su vida, concedió una entrevista en televisión para hablar de su supuesto hermano. La presentadora charló con el joven en el arranque del nuevo programa de los fines de semana.

Francisco comenzó su relato explicando que él se crió creyendo que el famoso Doctor Cariñanos, asesinado por ETA, era su padrino: “Cuando mataron a mi supuesto padrino mi madre me confesó que realmente no era mi padrino, sino que era mi verdadero padre”.

Durante su adolescencia, Francisco escuchó en innumerables ocasiones que Kiko era su hermano: “Tenemos amigos en común y siempre me han dicho que Kiko dudaba de su paternidad, y que se preguntaba si yo sería su hermano”. En un momento dado, Francisco y Kiko se pusieron en contacto a través del paparazzi Sergio Garrido para encontrarse y así poder hacerse una prueba de ADN.

Kiko Rivera cometió un error sin retorno.

“Sergio me dio su teléfono, le llamé y se puso muy contento por mi llamada, él quería hacerse las pruebas y el propio Borja Thyssen le había dicho cómo hacerlo”, contó. Sin embargo, Kiko y Francisco no se pusieron de acuerdo con la forma de proceder: “Él quería que yo me hiciera la prueba y luego se la mandara a él, él quería saber si era mi hermano pero no quería que yo lo supiera”. Como no llegaron a un entendimiento, la prueba de ADN no llegó a realizarse.

Sea como sea, Kiko Rivera e Isabel Pantoja podrían estar cerca de una reconciliación. Después de dos años después del inicio de la disputa entre madre e hijo, el DJ concedió una entrevista a Lecturas. En ella, abordó el inesperado acercamiento que ha tenido recientemente con su madre.

Ambos han dejado sus conflictos económicos a un lado y están dispuestos a encontrar una solución juntos. Todavía es pronto para cantar victoria, pero parece que la familia está un paso más cerca de reconciliarse, algo que al músico le haría mucha ilusión después de los conflictos de los últimos meses.