Indignación con María Iborra, hija de Verónica Forqué: los zapatos con forma de p**e con los que ha homenajeado a su madre

María Iborra apareció en el último homenaje póstumo a su madre.

El pasado mes de diciembre, se cumplió un año de la muerte de Verónica Forqué, una de las actrices más reconocidas de España. Por esta razón, este miércoles se llevó a cabo un homenaje a la artista en Madrid. Después de algunos meses negociando, se aprobó la iniciativa de bautizar los jardines del Distrito de Chamartín con el nombre de Verónica Forqué.

Esto se debía a que la actriz vivió sus últimos años en este lugar. El homenaje es un hermoso reconocimiento a la trayectoria impecable de la intérprete, que ha sido galardonada con numerosos premios a lo largo de su carrera.

María Iborra Forqué, hija de la homenajeada, no se resistió al deseo de honrar la memoria de su madre. Optó por no hablar con la prensa, ya que siempre ha sido muy reservada y discreta con la prensa, pero sí quiso compartir con la multitud de fans y autoridades presentes unas palabras de agradecimiento por hacerle un homenaje tan emotivo.

“Quiero dar las gracias por este bonito homenaje a mi madre”, comenzó diciendo la joven. “Le gustaban tanto las plantas y la naturaleza y significaba tanto para ella este barrio por sus padres, mis abuelos”, explicó, valorando lo importantes que eran para su madre esos jardines y, en general, el barrio de Chamartín.

Los tacones de los que todo el mundo habla.

María dejó claro que su madre está presente todos los días de su vida al hacer una emotiva declaración: “Sé que mi madre lo verá desde una estrella, donde lo ve todo, y disfrutará porque ella era muy amante de la naturaleza”, dijo emocionada.

Sin embargo, uno de los puntos más comentados fue la atención que su hija recibe en cada aparición pública, demostrando su personalidad arrolladora. En esta ocasión, la joven lució un look totalmente negro: además de un abrigo acolchado, un bolso de estilo Balenciaga y unas gafas de sol de diseño futurista que le cubrían gran parte de la cara, hubo otra elección que cautivó a su audiencia.

María Iborra sorprendió a todos los presentes con sus zapatos negros. De no ser por el tacón, habrían pasado desapercibidos, pero el estilo charol terminado en punta con un tacón grueso en forma de pene, ha destacado por encima del resto. Un detalle que no ha pasado desapercibido para los asistentes.

Obra de la marca Dolls Kill, se trata de un zapato de su colección Namilia. Esta prenda tan particular fue diseñada por la propia hija de Verónica Forqué, y está hecha con materiales veganos. Tienen una particularidad que solo se puede percibir desde la parte trasera: sus tacones tienen una forma única. Además, estos zapatos cuentan con cierres de correa, hebilla y un precio de 185 euros. Esta prenda se ha agotado en la web de la marca, ¿te atreverías a pagar por ellos?