Giro en el caso Dani Alves, unas zapatillas blancas podrían sacarlo de la cárcel inmediatamente

La defensa se agarra a cualquier detalle para tirar por tierra la versión de la víctima.

Dani Alves lleva dos semanas encarcelado y ahora unas zapatillas blancas podrían decidir su futuro. El hecho en cuestión según la víctima es que Alves habría insistido varias veces para que entrara al baño del reservado VIP.

Sin embargo, la defensa de Dani afirma que en las cámaras de seguridad se ve como la chica entra dos minutos después por sí misma. Esto podría contradecir la acusación y ser la única vía de escape para el exjugador. Un detalle clave para comprobar su versión son las zapatillas blancas que llevaría esa noche.

La identificación de estas podría ser decisiva para el veredicto. Si coinciden con las que llevaba Alves, eso podría validar su versión de los hechos. Por otro lado, si no coinciden, eso reforzaría el relato de la víctima. La prueba podría ser el factor que decida la inocencia o culpabilidad del futbolista.

Las zapatillas, por tanto, se han convertido en la clave para esclarecer el caso. El veredicto de este asunto podría marcar tanto el futuro de Dani Alves como el de la presunta víctima.

Según la declaración de la víctima, el futbolista se encontraría en un lugar de la zona donde podría estar fuera de la vista de las cámaras de vigilancia, justo detrás de la puerta del servicio. Sin embargo, como informó ‘La Vanguardia’, sus zapatillas blancas serían visibles en el reflejo de un espejo. Esto, si es verdad, no sólo le daría a la información de la chica mayor credibilidad, sino que le dejaría al abogado de defensa muy pocas herramientas con las que intentar contradecirla.