«Eso es una porquería». Nuria Roca se ve obligada a parar ‘La Roca’ indignada con lo que estaba pasando

Anuncios

Nuria Roca, indignada con un video que estaba emitiendo el programa

La presentadora Nuria Roca es una amante de la paella, el plato más típico y emblemático de su tierra natal, Valencia. Por eso, no soporta que se le añadan ingredientes que no corresponden con la receta tradicional de la paella valenciana, que solo lleva arroz, pollo, conejo, judías verdes, garrofón, tomate, azafrán y sal.

Anuncios

Así se lo hizo saber a Sara Ramos, su compañera en el programa ‘La Roca’, cuando le mostró un vídeo de una persona que preparaba una paella con marisco congelado, palitos de cangrejo, pimienta y otras cosas que nada tienen que ver con el plato original. Nuria Roca se escandalizó al ver el vídeo y expresó su desacuerdo con esa forma de cocinar la paella.

Cómo hacer una paella valenciana auténtica

Para hacer una paella valenciana auténtica hay que seguir unos pasos y unas proporciones muy concretas. Lo primero es tener una paella o paellera, que es el recipiente metálico y redondo donde se cocina el arroz. Lo ideal es hacerla al fuego de leña de naranjo, pero también se puede usar gas.

Anuncios

Lo segundo es sofreír en aceite de oliva el pollo y el conejo troceados, las judías verdes planas y el garrofón, que es una variedad de alubia blanca y grande. También se puede añadir alcachofa si es temporada. Cuando estén dorados, se añade el tomate rallado y una cucharada de pimentón dulce.

Lo tercero es cubrir todo con agua o caldo de ave y dejar que hierva durante unos 25 o 30 minutos. Se añade el azafrán, el romero y la sal al gusto. Se puede incorporar también caracoles si se desea.

Anuncios

Lo cuarto es echar el arroz bomba en forma de cruz sobre el caldo y repartirlo bien por toda la superficie. Se deja cocer a fuego fuerte durante 10 minutos y luego a fuego medio durante otros 10 minutos. El arroz debe quedar seco y suelto.

Lo quinto es retirar la paella del fuego y dejarla reposar unos 5 minutos tapada con un paño. Se sirve caliente y se acompaña con un buen vino o una cerveza fría. Y se disfruta sin palitos de cangrejo ni otras invenciones.

Anuncios

Anuncios