El emotivo cartel de un padre pararado para le corten la luz: «Estoy solo con mis dos hijas»

Anuncios

Un gesto solidario que cambió la vida de un padre y sus hijas

La historia de este padre y sus hijas en San Luís no es solo un relato de desesperación y solidaridad, sino también un testimonio del poder de la comunidad en la era digital. El cartel que inicialmente era un simple pedido de ayuda, se transformó en un símbolo de humanidad compartido a través de las redes sociales, demostrando cómo un pequeño gesto puede desencadenar una ola de generosidad.

Anuncios

La campaña iniciada por Xavier Rubilar ilustra perfectamente cómo la viralidad puede ser utilizada como una herramienta de cambio social. En un mundo donde las noticias negativas a menudo dominan los titulares, historias como esta nos recuerdan que la bondad y la compasión aún florecen en el corazón de la sociedad. La respuesta abrumadora de miles de personas no solo alivió la carga financiera de un padre en apuros, sino que también encendió una chispa de esperanza y unidad entre completos desconocidos.

Un hombre que vivía solo con sus dos hijas en San Luís, Argentina, estaba a punto de quedarse sin luz por no poder pagar las facturas. Ante la desesperación, colocó un cartel en la puerta de su casa pidiendo clemencia a la compañía eléctrica. Lo que no esperaba era que su mensaje llegara a los ojos de Xavier Rubilar, un empleado que se conmovió con su situación y decidió ayudarlo.

Anuncios

Rubilar compartió el cartel en sus redes sociales, donde se leía: “Por favor, no me corten la luz. Me quedé sin trabajo, estoy solo con mis dos hijas. En cuanto pueda, voy a pagar la luz. Por favor y gracias”. El empleado también inició una colecta solidaria entre sus contactos de Whatsapp y redes sociales para recaudar dinero para el padre. “Me gustaría echarle una mano a este hombre. Él no sabe nada, ni va a saber quién se la pagó, pero se va a encontrar un lindo regalo del Día del Padre. Ayúdenme por favor”, escribió Rubilar.

Una campaña viral que reunió a miles de personas

La historia del padre y sus hijas se hizo viral en poco tiempo, y miles de personas se sumaron a la causa de Rubilar, haciendo donaciones a través de transferencias bancarias. El empleado se encargó de mostrar en las redes sociales todos los movimientos de dinero que hubo, y de contactar con el hombre para informarle de la ayuda que estaba recibiendo. “A las pocas horas recibí llamados de personas que querían pagar todas las boletas. En el transcurso de las horas alcanzamos el monto total”, contó Rubilar al diario La Nación.

Anuncios

Gracias a la generosidad de los desconocidos, la campaña logró recaudar 49.729 pesos argentinos (algo más de 400 euros), una cantidad suficiente para saldar las deudas de luz del padre. El hombre no podía creer la sorpresa que le habían dado, y agradeció a todos los que habían colaborado con él. Según relató Rubilar, el hombre lloró de felicidad al recibir el dinero.

Anuncios