Ángel Cristo, destrozado tras enterarse en ‘Supervivientes’ de la dura decisión de su expareja

Anuncios

Drama en ‘Supervivientes’.

En el corazón de la selva, donde la supervivencia se convierte en un espectáculo, Ángel Cristo ha emergido como una figura controvertida, capturando la atención del público en la última edición del desafiante programa ‘Supervivientes’. Su presencia ha sido sinónimo de discordia y controversia, pero es su vida personal la que ha tomado el centro del escenario, especialmente durante una fecha tan significativa como el Día del Padre.

Anuncios

La producción de ‘Supervivientes’ había planeado meticulosamente una serie de emotivas sorpresas para los concursantes que también son padres, y Ángel estaba entre los destinatarios. No obstante, el destino quiso que su sorpresa tomara un giro inesperado. Después de superar la prueba de comer una repugnante lengua de vaca, se disponía a recibir un mensaje de su hija, pero el destino intervino, dejándolo sin palabras.

Al principio, Ángel compartió abiertamente sus sentimientos hacia su hija y su compañera Ana, declarando que son el eje de su vida y que las lleva en su mente constantemente. Sin embargo, parecía presagiar la decepción que estaba por venir al expresar su sospecha de que no recibiría un mensaje de su hija, anticipando las restricciones que podrían haberlo impedido.

Anuncios

El único que se queda sin escuchar a su hija.

Carlos Sobera, el presentador, intervino con una propuesta intrigante: “Yo sí tengo un mensaje que quiero que escuches con mucha atención y luego si quieres me cuentas quién es y lo que te ha dicho. Está en tus manos”. Con estas palabras, se desvanecía la esperanza de escuchar a su hija biológica, pero en su lugar, Ángel recibió con emoción un mensaje de la hija de su actual pareja.

Anuncios

Visiblemente conmovido, Ángel respondió con gratitud, afirmando que la considera como su propia hija. Aseguró que su intención es brindarle el mismo cuidado y amor que a su hija biológica, reafirmando su compromiso paternal hacia ella.

Finalmente, Ángel tocó el corazón de la audiencia al hablar sobre su complicada relación con su hija de seis años. Con voz entrecortada, expresó su deseo de comunicarle a su pequeña que, a pesar de los cinco años de separación durante el Día del Padre, él está luchando por ella, porque ella es su gran amor y su razón para nunca rendirse.

Anuncios

«Me gustaría decirle a mi hija que es muy pequeña para que entienda lo que nos están haciendo. Son cinco años donde no le han dejado nunca pasar el Día del Padre conmigo y algún día lo que quiero decirle es que estoy aquí por ella, porque es el amor de mi vida y para que nunca nadie nos vuelva a separar. Te amo, hija», expresó.

La familia actual de Ángel Cristo, ¿quién es Ana?

Ana Herminia, una empresaria venezolana con un pasado en el modelaje y la televisión, se ha forjado un camino de éxito gracias a su experiencia en ventas y su dominio del inglés, habilidades que perfeccionó mientras estudiaba administración de empresas en la Caribbean International University. Aunque prefiere mantener su vida personal lejos del ojo público, es conocida su pasión por el flamenco y otros aspectos de la cultura española, intereses que comparte con su actual pareja.

Anuncios

La vida de Ana es un equilibrio entre su carrera y su vida sentimental, siendo su hija de dos años, nacida de una relación anterior, su tesoro más preciado. Ella y su pareja han tejido una red familiar que incluye a sus respectivas hijas, y en un reciente episodio del programa ‘¡De viernes!’, Ana expresó su deseo de expandir su familia con hijos propios.

Anuncios

Sin embargo, no todo ha sido fácil para Ana. Recientemente enfrentó una situación tensa debido a una controversia con una carta de Bárbara Rey, que ensombreció lo que debía ser un alegre reencuentro virtual con su pareja, Ángel, durante su cumpleaños. En medio de la transmisión, Carlos Sobera tuvo que interrumpir abruptamente la conexión, dejando a Ángel sin oportunidad de responder y a Ana visiblemente afectada.

Anuncios

Ana, entre lágrimas, confesó que había dudado en permitir que Ángel participara en ‘Supervivientes’, temiendo que no estuviera psicológicamente preparado para enfrentar los desafíos del programa. Reveló que Ángel había estado lidiando con una dolorosa realidad durante 30 años en silencio, y que su participación en el programa era un paso hacia la sanación y el perdón por las dificultades que había enfrentado en la vida.

Además, Ana explicó que la decisión de Ángel de compartir públicamente su historia, algo que nunca había hecho antes, fue motivada por la necesidad de cerrar un capítulo de su vida marcado por la ausencia de contacto durante muchos años. A pesar de las críticas, Carlos Sobera aclaró que su intención siempre fue positiva, aunque entendía la reacción de Ángel y no le guardaba rencor por su enfado.