Ya no se calla: Tamara Gorro revela a sus seguidores el motivo que le separó definitivamente de Garay

Duros momentos para la influencer.

Tamara Gorro siempre se ha caracterizado por compartir gran parte de su día a día con su «familia virtual». La influencer hace partícipe a sus seguidores tanto de los aspectos más positivos de su vida, como de los más duros.

Ahora, la joven no esconde ya nada de la que ha sido su realidad. Cansada de mostrar una cara y de vivir otra muy distinta, la extronista de Mujeres y Hombres y Viceversa ha hablado sin tapujos del problema que le separó definitivamente de Ezequiel Garay, su marido. Una etapa que la influencer recuerda como muy dura y que generó en el matrimonio un importante desgaste del que ahora se habla sin tapujos.

Sin reparos a la hora de exponer algunos de sus episodios más duros, Tamara Gorro ha recogido en su libro «Cuando el corazón llora» el motivo que le hizo distanciarse realmente de Ezequiel Garay. Para ella, «la pesadilla» comenzó con su deseo de convertirse en madre y la frustración que sintió al llegar a sentir que ese sueño podía no llegar.

«No paraba de llorar.»

La influencer confiesa que llegó a resignarse. Pensó que jamás tendría hijos después de ver que por la vía natural no estaba siendo posible y que tampoco le funcionaron las 18 veces que intentó a través de métodos de reproducción asistida. «En algún momento me dio un bajón tremendo, no salía de la habitación, no paraba de llorar», ha reconocido la extronista en su libro en el que cuenta que en en ese momento sí que Ezequiel Garay hizo todo lo posible para que ella no tocara fondo por no poder quedarse embarazada.

La mostoleña cuenta que fue así como surgió entre ellos la idea de iniciar un proceso de gestación subrogada que hizo posible que Tamara Gorro se convirtiera en madre por primera vez de su hija Shaila. Después de alcanzar ese punto y conscientes de lo mucho que les había costado llegar a este feliz momento, la extronista relata que a partir de ese instante se abrieron diferencias entre ellos. Mientras que ella quería dar un hermano a Shaila, Garay no quería revivir «la pesadilla» que habían tenido para ser padres.

«Eze no me apoyaba y no quería por dos motivos: ni quería más hijos, ni mucho menos que yo pasase de nuevo por todo lo que pasé con mi niña», aclara con total sinceridad la mamá ahora de Shaila y del pequeño Antonio. Entre ruegos e insistencia, Tamara Gorro declara que así logró que Garay accediese y diera una oportunidad a este nuevo deseo de la influencer.

Gracias a ello se cerró una etapa que trajo para ellos luces y sombras. Sabiendo que este tema les trajo diferencias, Tamara Gorro también quiso ser justa en estas memorias y desveló que en todo momento su marido ha sido siempre un gran apoyo para ella. El hecho de no querer arriesgarse en ese momento fue precisamente para que ella no sufriera más, ya que era algo contra lo que él no podía luchar.