Will Smith ingresa en una clínica de rehabilitación tras su polémico suceso de los Oscar

Más de una semana después de la ceremonia de entrega de los Premios Oscar, el bofetón que Will Smith le propinó a Chris Rock por su desafortunado comentario sobre su mujer, Jada Pinkett Smith, sigue trayendo cola. La última consecuencia ha sido la incógnita sobre el posible estado de salud mental del ganador al premio a Mejor Actor.

Will Smith ha terminado ingresando en una clínica de rehabilitación de lujo para gestionar su estrés. Afectado por lo sucedido en la gala, y más aún sobre todos los comentarios posteriores que su acción provocó en la opinión pública, según informa el medio británico The Sun.

El actor de 53 años, ha perdido varios contratos tras el polémico suceso, las que iban a ser sus dos próximas películas, Bad Boys 4 y Fast and Loose, han paralizado sus rodajes, y él mismo ha decidido renunciar a su puesto como miembro de la Academia, de forma voluntaria tras sentirse ‘avergonzado’ de lo sucedido.

Smith ha ingresado por voluntad propia, eligiendo un centro frecuentado por otras celebridades, y está por ver el tiempo que deberá permanecer en la clínica médica.

“Esta es sin duda la batalla más dura de su carrera. Será un retiro de alto nivel utilizado por los ricos y famosos, y él hará un gran examen de conciencia y descubrirá cómo puede seguir adelante para avanzar y poder regresar para salvar su reputación y su carrera. Su discurso de renuncia plantea la posibilidad de que lo despojen de su Oscar. Eso sería un golpe duro para él”, ha querido comentar una fuente muy cercana al actor a The Sun.