Un niño de 7 años muere y su madre está grave en UCI tras ser atacados por cuatro perros

Anuncios

Un niño de siete años ha sido atacado mortalmente por unos perros, que también atacaron a su madre cuando intentó rescatarle, resultando herida de gravedad por el ataque de los animales. La mujer ahora se encuentra luchando por su vida debido a las lesiones recibidas.

Anuncios

Los dramáticos hechos sucedieron el pasado 21 de enero a las 17.30 horas de la tarde en Fort Hall (Idaho), en Estados Unidos. Cuando el niño salió a jugar por los alrededores de su vivienda y no volvió. Su madre, Emily Islas, salió extrañada por la tardanza a echar un vistazo y se encontró como su hijo estaba siendo atacado, y mordido, por cuatro perros sueltos que pertenecían al propietario del terreno colindante al suyo.

Emily trató de apartar a los canes como pudo, pero al ser perros de gran tamaño, dos rottweilers y dos mestizos, no pudo detener su feroz ataque, por lo que decidió tumbarse encima de su hijo, haciéndole de escudo para protegerle.

Anuncios

Pasados unos minutos, pudieron llegar a la zona agentes policiales que acabaron controlando la situación y sacrificaron a los agresivos perros. El pequeño Kellan fue trasladado de inmediato al hospital Portneuf Medical Center en Pocatello, pero no se pudo hacer nada para salvar su vida debido a la gravedad de sus heridas.

La amiga de la familia, Samantha Lenay, ha compartido con los medios que Emily se encuentra en estos momentos luchando por su vida en la UCI y que sufre presenta lesiones en sus nervios, una arteria rota en el brazo derecho y daños en su cabeza, espalda y brazo izquierdo. «Conozco a Emily y sé que hizo todo lo que estuvo en su mano para proteger a Kellan de ese ataque. Es una mujer y una madre increíble y se sacrificó para intentar salvar a su pequeño», comentó emocionada.

Anuncios

Los dueños de los perros eran una pareja que no se encontraba en la vivienda en el momento del ataque y que han acabado siendo acusados de 15 violaciones de la Ordenanza de Animales, entre los cuales se incluyen ataque de animal, no tener a los perros vacunados contra la rabia y no contar con las licencias pertinentes para tener los cuatro animales agresores en ese tipo de vivienda, según ha informado el medio local Native News Online.

Anuncios