Un hombre intenta matar a su familia precipitando su coche por un acantilado, pero sucede un milagro

Los milagros, por suerte, pueden llegar a suceder.

Un radiólogo de 41 años fue detenido después de precipitar intencionalmente su Tesla con su familia por un acantilado, de acuerdo con la policía. El hombre está acusado de intento de asesinato y abuso infantil. El accidente involucró su mujer y sus hijos, de cuatro y siete años.

La Patrulla de Carreteras determinó que la evidencia recopilada sugería que el incidente fue un acto intencionado. Una vez que el acusado sea dado de alta del hospital, donde se encuentra recibiendo tratamiento por lesiones no graves, será puesto a disposición judicial.

Los equipos de rescate usaron cuerdas para rappel desde la parte superior del acantilado para llegar al automóvil. Para su sorpresa, todos los pasajeros estaban vivos y conscientes. Los niños fueron izados con cuerdas hasta la carretera, luego los padres fueron rescatados con apoyo aéreo.

Las autoridades no pudieron determinar exactamente qué «modo de conducción» estaba usando el Tesla al momento del accidente, pero no consideraron que fuera un factor contribuyente en el incidente. La razón por la cual se cree que Patel condujo intencionalmente el vehículo por el acantilado con su familia aún no se ha explicado.

Brian Pottenger, jefe de batallón del Distrito de Protección contra Incendios de Coastside, describió el rescate como un milagro. Una vez que toda la familia fue transportada al Centro Médico de Stanford, las autoridades indicaron que Patel será acusado de intento de asesinato y los cargos de abuso infantil contra su esposa e hijos.