Sofía acuchilló a su marido Esteban en Murcia. El vídeo que él grabó antes de morir, la clave

Esteban Patricio, de 32 años, murió a manos de su pareja Sofía, de 28, el 21 de marzo de 2019 en San Pedro del Pinatar (Murcia), hasta ahora se pensaba que la mujer mató a su marido de una cuchillada defendiéndose porque que la estaba golpeando, pero el crimen ha dado un giro inesperado gracias a una prueba.

Esteban grabó todo en un vídeo grabado con su móvil, incluso su propia muerte, y esta grabación se ha convertido en la prueba que le exculpa. Dos minutos y 16 segundos de imágenes que demuestran que no existió violencia de género contra su esposa, como se creía hasta ahora.

Tan crucial prueba ya se halla en manos del juez de instrucción del caso, y su contenido recoge las amenazas de Sofía, que pretendía autolesionarse e incriminar al hombre de manera falsa por atacarla. Gracias a la grabación la verdad ha podido salir a la luz, y el fallecido ha podido salvar su honor.

La estrategia de la mujer pasaba por demostrar que había sido víctima de un ataque a golpes por parte de su marido y que actuó en defensa propia, pero no contó con que el fallecido había grabado toda la escena antes de morir.

“Tengo que grabarlo todo para que se demuestre que no te estoy haciendo nada”, le dijo Esteban a ella en el vídeo. En el forcejeo entre ambos, Sofía le acabó clavando el cuchillo, que ella portaba para autolesionarse, en el cuello, seccionándole la yugular, y él se desplomó ensangrentado sobre el suelo de la cocina. La mujer, consciente de que en el teléfono móvil estaba la prueba de la verdad, lo golpeó en repetidas ocasiones para romperlo.

La Guardia Civil requisó el móvil del fallecido como posible prueba de lo sucedido, y los especialistas consiguieron recuperar todo su contenido. La abogada de Sofía recomendó cambiar la primera versión de su cliente, una vez tuvo conocimiento de la existencia de las esclarecedoras imágenes. Fue entonces cuando la mujer alegó una muerte accidental fortuita durante un forcejeo mutuo.

El inminente juicio por la muerte de Esteban pondrá punto final a una triste historia de celos que acabó de la peor forma. Llevaban tres meses separados y querían darse otra oportunidad el 19 de marzo, el Día del Padre. Aquel mismo día salieron a la luz las supuestas infidelidades de él, que desataron el día siguiente la fatídica discusión.

Sofía declaró que el 20 de marzo descubrió una nueva infidelidad de su marido: «La chica que estuvo con él me mandó capturas de las conversaciones que habían mantenido». Durante la comida de reconciliación él estaba recibiendo continuamente muchas llamadas y su mujer comprobó que el teléfono que le llamaba era de su amante. Fue entonces cuando se desató la tragedia final mientras sus dos hijos en común, de 9 y 4 años, se encontraban en el colegio.