Se repite el caso Julen. Angustioso rescate de un niño de 10 años atrapado en un pozo

El menor tiene problemas tanto en el habla como auditivos

Un niño de 10 años fue rescatado tras caer en un pozo de unos 25 metros de profundidad en el que pasó cinco días atrapado bajo tierra. La única compañía que tuvo en el angosto espacio fue el de una serpiente y una rana, según confirman las autoridades.

El menor, que tiene problemas tanto en el habla como auditivos, se cayó en un pozo mientras jugaba en el jardín de su familia el viernes por la tarde.

La operación para salvar al niño con necesidades especiales se vio obstaculizada por las malas condiciones climáticas, el terreno rocoso y la presencia de animales venenosos en la zona, incluidas serpientes y escorpiones.

Un equipo de 500 personas se sumó al rescate

Unos 500 funcionarios de la Fuerza Nacional de Respuesta a Desastres de la India, la Fuerza Estatal de Respuesta a Catástrofes, la administración del distrito y el ejército fueron llamados para proceder al rescate.

Durante las 104 horas que Sahu pasó en el pozo fangoso se le suministró oxígeno a través de una tubería y se le dieron plátanos para comer.

Los equipos de rescate equipados con excavadoras y robots pudieron cavar un agujero de 20 metros paralelo al pozo, informó Hindustan Times. Posteriormente se construyó un túnel para unir el pozo con el agujero en el que estaba el niño y llevarlo a un lugar seguro.

Finalmente el miércoles, el niño de 10 años, que parecía despierto y espabilado, fue recibido entre los vítores y aplausos de los rescatadores.

El ministro principal de Chhattisgarh, Bhupesh Baghel, dijo a través de Twitter que Sahu solo tenía “una serpiente y una rana para hacerle compañía” durante las angustiosas horas que pasó en el agujero.
ro prometió que el gobierno se encargará del tratamiento médico y la educación del niño.