Se desvela el verdadero motivo del asesinato de Sonia por el menor de 15 años en Las Rozas

Sonia Ruiz, de 41 años, estaba separada y era madre de una niña de nueve. Natural de Benidorm, hacía tres meses que había empezado a convivir con un hombre marroquí de 64 años y sus dos nietos. Fue encontrada muerta en la bañera de dicha casa, el pasado miércoles, con el cable de una plancha alrededor de su cuello.

El pequeño de los hermanos, de 13 años, fue quien encontró su cadáver al llegar del instituto. Su hermano mayor, de 15, acabó siendo detenido horas después como presunto autor del asesinato. Según los agentes de la Guardia Civil que acudieron a la vivienda, la víctima había muerto estrangulada.

Los dos menores estaban a cargo de su abuelo materno desde la dramática separación de sus padres. La madre se marchó de la localidad en el año 2010, mientras que el padre del detenido tiene antecedentes por tráfico de drogas y violencia de género, y tenía una orden de alejamiento hacia la mujer entre los años 2006 y 2008.

El chico de 13 años, que es hijo de otro hombre distinto, declaró a los investigadores que su hermano mantenía una relación conflictiva con Sonia, la cual tenía una habitación alquilada en el domicilio, y trataba de imponerle normas, a lo que su hermano se resistía. Lo cual había creado una convivencia muy complicada, por lo que querían echarla del piso pero ella se negaba.

El presunto autor de los hechos, salió del domicilio el miércoles con una mochila y fue localizado y detenido horas después cerca del Ayuntamiento de Las Rozas por la Guardia Civil, que se ha hecho cargo de las investigaciones del caso. Los agentes que le encontraron vieron que tenía marcas en los brazos, lo que podría suponer que la mujer intentó defenderse del ataque.

El menor de 15 años fue capturado tras encontrar su paradero a través de las imágenes de las cámaras de seguridad del Ayuntamiento, según informa la agencia Efe. Al ser cámaras inteligentes, se utilizó el perfil del adolescente para rastrear coincidencias gracias a su sistema de reconocimiento facial, quienes dieron con él.

Se está a la espera del informe de la autopsia de la fallecida para determinar la causa y la data de su muerte. Sonia había trabajado como camarera en el restaurante Antiguo Pozarrón de Las Rozas y como empleada doméstica.

El arrestado permanece detenido en dependencias policiales y el caso ha pasado a manos de la Fiscalía de Menores mientras se investiga las causas de la violenta muerte de Sonia.