Rocío y David Flores advierten a su madre de que la venganza ya está en marcha

Continúan los rifirrafes entre Rocío Carrasco y el resto de la familia.

Si Rocío Jurado pudiera observando atentamente desde el más allá la evolución de su familia después de su fallecimiento en 2006, es probable que se quedara estupefacta al ver la guerra abierta familiar de su estirpe. Por un lado, está su hija, Rociíto, que después de años de silencio ha resurgido de sus cenizas para contar «su verdad» y hacer justicia con su pasado.

Sin duda, la persona que peor lo ha pasado desde que Rocío Jurado falleció ha sido su hija Rociíto. La mujer de Fidel Albiac tuvo que ver como parte de su familia le declaraba la guerra públicamente y se ponían del lado del hombre que más daño le ha hecho. Aunque permaneció en la sombra durante años, en 2021 decidió que era su momento y regresó a la pequeña pantalla por todo lo alto para contar el infierno que tuvo que pasar al lado de Antonio David Flores.

Pero no cabe ninguna duda de, si dejamos de lado el caso de los propios Rocío Carrasco y Antonio David Flores, las personas que han salido más afectadas por la emisión de la docuserie de Rocío Carrasco han sido sus hijos en común, Rocío y David Flores. Los jóvenes llevan casi toda su vida lidiando con la batalla de sus padres, pero nunca antes lo habían hecho de una forma tan mediática.

Durante los últimos meses, ambos han estado en el ojo del huracán. Especialmente Rocío Flores, que no salió demasiado bien parada de lo que contó su madre en la docuserie, especialmente después de que esta revelara que supuestamente sufrió una paliza a sus manos. La joven no se quedó de brazos cruzados, y junto al resto de la familia Flores prosigue implacable en su venganza personal.

Después de la victoria en los juzgados de Antonio David, que le ganó la batalla a La Fábrica de la Tele por despido improcedente y atentar contra su derecho al honor, su hija tomó el mismo camino. «Yo me abro un canal en la vía judicial», comentó la joven después de que su padre haya decidido abrirse un canal en Youtube. Y cumplió su promesa: primero piensa sentar en los banquillos a los dueños de la productora responsable de la docuserie de su madre.

Concretamente, por hacer pública la sentencia que la condenó como «autora responsable de un delito de maltrato habitual y de una falta continuada de amenazas e injurias» contra su madre. La ley obliga a que «todas las sentencias condenatorias de menores queden en un registro de antecedentes penales bajo la protección del tribunal que las juzga», algo que en este caso no se respetó. Por tanto, publicar esa sentencia supone «una invasión a su intimidad personal y familiar».

Por otro lado, Rocío Jurado tiene a sus hermanos, que junto con su segundo marido y su hija menor forman una piña enfrentada a Rociíto. Entre peleas en televisión y en los juzgados van pasando los años, mientras cada uno realiza los homenajes pertinentes a la artista de la familia.

Los ataques de su propia familia.

La hija de «la más grande» se enfrentó al día de la apertura del museo en homenaje a su madre con ganas pero con cierto vértigo, porque para ella lo más importante era la memoria de su madre: «Para mí el día de mañana es un día de máxima felicidad porque al final estoy haciendo lo que ella quería, es un día de mucho nerviosismo, es un día de compartir con mi gente un sueño», declaró.

Parecía que nada iba a enturbiar este gran día, pero parece que Rosa Benito aprovechó este evento para intentar boicotearlo y atacar a su sobrina. A través de sus redes sociales, la pareja de Amador Mohedano, que ya defendió a Gloria Mohedano en Déjate querer, se pronunció y escribió unas palabras que intentaban hacer daño a su sobrina en este día tan especial. En estos mensajes ensalzó la figura de Amador y escribió que una madre debe perdonar todo, dándole a Rocío donde más le duele.

Por su parte, Rocío Carrasco consideró que a Rosa «no le queda más remedio» que hacer estas cosas y alega que le da igual lo que diga. «Es un día importante y no lo va a empañar nada. Soy feliz», declaró.

Tras esto, Rosa Benito sacó la artillería. «Me gusta ver este vídeo, oírla hablar, como lo dice, como lo cuenta. Cuanto cariño, cuanto amor, como da las gracias a quien siempre estuvo con ella, su hermano Amador», escribió la colaboradora en Instagram cuando compartió un vídeo de Rocío Jurado.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Rosa Benito (@rosapepioficial)

En dicha grabación, la artista da «las gracias a mi hermano del alma, ha estado conmigo todo el tiempo, creyendo, me ha ayudado. Es un hombre con un oído fantástico y en el momento que desafino me lo dice». En las imágenes, «la más grande» decía de él que «siempre está ayudando. Tiene una labor muy difícil, todo el mundo le exige a él. Decirle que le adoro y toda la vida se lo agradeceré», comentaba la artista emocionada.

La ausencia de los hijos.

Por todos es sabido que Rocíito evitó invitar a al inauguración su familia mediática, entre los que se encuentran sus hijos, sus hermanos o los allegados de Jurado. Unas horas antes de que estrenaran oficialmente el museo, le dedicó unas palabras a los suyos. Les abrió las puertas del museo, pero a partir del día 7, que es cuando podrán acceder los primeros visitantes: pidió que pagaran su entrada como todo el mundo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de @olgamorenooficial

Mientras, Olga Moreno ha publicado una serie de fotos demostrando que se lo está pasando en grande durante sus vacaciones con David Flores y su hija Lola, a pesar de haber recibido muchas críticas por posar junto al hijo de Rocío Carrasco y Antonio David.

En su último post de Instagram, Olga Moreno aparece rodeada de sus grandes amigos de toda la vida. Les acompaña, cómo no, David Flores, con una camiseta muy especial. Ana Luque, gran amiga de Olga, está nominada por primera vez en Supervivientes, por lo que su marido Juanma y toda su pandilla se han unido para apoyarla y que pueda continuar una semana más en el concurso.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de @olgamorenooficial

Cabe destacar también que la guerra judicial entre Antonio David Flores y Rocío Carrasco está más tensa que nunca. Se ha sabido que el hijo de la expareja también sentará a su madre en el banquillo por el impago de su pensión. David ejercerá de acusación particular y tendrá que declarar ante el juez. Tanto él como su padre, Antonio David Flores, piden para Rocío Carrasco pena de prisión y el pago de 15.000 euros.