Rescatan a un perro a punto de caer al vacío desde un segundo piso en Madrid: sus dueños estaban en Portugal

La Policía Municipal de Madrid rescató a un perro a punto de caer al vacío.

Agentes de la Unidad Integral de Destino (UID) de Latina de la Policía Municipal de Madrid rescataron un perro atrapado por su pata derecha de una terraza, a punto de caer de un segundo piso. La información la dio un portavoz del Cuerpo Local, que fue muy duro a la hora de denunciar los hechos.

La intervención tuvo lugar el pasado miércoles sobre las 16.30 horas en la calle Blas Cabrera del barrio de Aluche. Después del aviso de unos vecinos de que un can colgaba de una terraza y no se podía mover. Hasta el lugar llegaron los agentes, que rescataron el animal sano y salvo.

Luego, localizaron a sus dueños, que se encontraban en Portugal. Ellos aseguraban que habían dejado a sus animales de compañía a cargo de una persona, pero que esta no respondía a las llamadas. Los policías hallaron en la vivienda otros tres perros, que fueron trasladados al Servicio Veterinario municipal de Urgencias (SEVEMUR), donde fueron asistidos.

Además, los vecinos señalaron que otro animal ya había saltado un día antes por una ventana de la cocina ante la falta de comida y atención. Los agentes investigarán lo ocurrido y tomarán medidas contra los dueños y encargados de las mascotas porque según las ordenanzas municipales tienen que ser atendidos diariamente.

Rescatan a un perro con ansiedad tras tres horas encerrado en el interior de un vehículo.

No es la única noticia relacionada con el abandono temporal de un animal. La Guardia Urbana de Barcelona rescató hace unos días a un perro en estado de ansiedad tras estar tras horas encerrado en un vehículo estacionado en el aparcamiento de la calle Marina.

Los agentes recibieron una llamada de alerta de los trabajadores del aparcamiento denunciado la situación preocupante del perro en el interior del vehículo. Los agentes procedieron a liberar al can que se encontraba muy nervioso y en un evidente estado de gran ansiedad por el prolongado tiempo que estuvo encerrado en el vehículo.

Tras levantar atestado del suceso, la Guardia Urbana de Barcelona investiga a la propietaria del animal acusada de un posible delito de abandono, según informó 20 Minutos.