Rebelión en Mediaset, las colaboradoras se ponen en pie y retan a la cadena tras despedir a 18 personas de maquillaje y peluquería

La dura decisión de Mediaset se encuentra con el rechazo de los colaboradores de ‘Sálvame’.

Mediaset ha tomado la dura decisión de despedir a 18 personas del equipo de Maquillaje y Peluquería. El servicio lo cubre una empresa externa y ya fue puesto de patitas en la calle durante la pandemia por las restricciones. En este periodo se maquillaba en las instalaciones del grupo mediático a los presentadores, pero no a los colaboradores.

El Comité de Empresa de Mediaset ha denunciado que se ha despedido a 18 profesionales en un comunicado en el que asegura que se ha producido «sin posibilidad de negociación alguna», con el objetivo de externalizar el servicio, como ya pasó en su momento con el de Sastrería.

Los colaboradores de Sálvame no han querido dejar pasar la oportunidad de mostrar su apoyo a estos profesionales, con los que tienen un trato muy cercano debido a las muchas horas que pasan en su compañía en los camerinos.

Terelu Campos, la portavoz y líder de la revuelta.

Durante la emisión del programa, los colaboradores se pusieron en pie para lanzar un mensaje de aliento a sus compañeros. «Todo el equipo queremos dar un beso muy fuerte, incluido maquillaje, sonido, dirección, producción. Todo el mundo. Un beso muy fuerte a los que han sido nuestros confidentes, nuestros coaches», aseguraba Lydia Lozano.

«Todo nuestro apoyo al mejor equipo de profesionales de maquillaje y peluquería de todas las televisiones de este país, y lo digo con conocimiento de causa. Tenéis nuestro cariño, tenéis nuestro apoyo y, sobre todo, tenemos la amistad que hemos forjado y eso es lo mejor que tenemos entre ellos y nosotros», aseguraba Terelu Campos que se erigía portavoz de todo el equipo.

«Nos han embellecido y nos han querido», confesaban Gema López y Terelu que consideraban a esta parte del equipo como «su paño de lágrimas» y que «han estado en nuestros momentos buenos y en nuestros momentos malos. Y nos han aguantado a todos, que cada uno somos de nuestra madre y nuestro padre».