«Por dios, antes me tiro al tren»: La peor primera impresión de la historia de ‘First Dates’

«Nunca fui feliz con mi marido».

Parece que First Dates sigue, un año más, manteniendo intacta su capacidad de sorprender. Algo que parece increíble, si tenemos en cuenta que trata de un programa con varios años a sus espaldas. Afortunadamente para Cuatro, sigue manteniendo una audiencia fiel, y un gran seguimiento en las redes sociales.

Pero lo mejor de todo es que, gracias al programa que sigue presentando Carlos Sobera, estamos aprendiendo mucho sobre cómo ligar en el mundo moderno. De paso, también visibiliza a minorías o nos da verdaderas lecciones de tolerancia… y, a veces, nos enseña qué es lo que bajo ningún concepto tenemos que hacer en una cita.

Un buen ejemplo de esto último sucedió nada más comenzar una de las últimas citas del programa. Carlos Sobera tenía muchas ganas de conocer a Ana María, y por eso fue él quien la recibió y se quedó un rato en la barra peguntándole cosas de su vida personal. La comensal le contó que es viuda desde hace 11 años, se casó muy joven y fue con la única persona con la que estuvo.

Según su relato, contrajo matrimonio para irse de casa, ya que entonces era la única manera de hacerlo. Sin embargo, confesó que «nunca fui feliz con mi marido». Tras esto, explicó el motivo por lo que no lo fue: «era impotente. Con eso te lo digo todo». Añadió que «en la luna de miel lo hicimos una vez en un mes».

La comensal no había perdido la esperanza de conocer a alguien especial, ya que le falta enamorarse; «sentir algo aquí», como describió al presentador de First Dates. Carlos Sobera esperó que en el programa pueda conseguir a esa persona que la cuide y la respete. Sin embargo, las cosas se torcieron muy rápido.

Ana María no pudo disimular que no le había gustado su cita.

En cuanto apareció Juanjo, casi sale corriendo. «Ay, no me gusta», aseguró Ana María tapándose la cara, mientras Matías la observaba en la barra. Por su parte, Juanjo siempre había soñado con encontrar a su princesa, algo que todavía no había sucedido.

La comensal ha intentó disimular como pudo, pero ante las cámaras de First Dates confesó lo que le había parecido su cita, y fue muy directa y clara, «por dios, me muero, antes me tiro al tren. No estoy tan desesperada», dijo. Aún así, intentó conocer a Juanjo, pero enseguida se dio cuenta que no estaban hechos el uno por el otro.

Sus palabras no cayeron en saco roto y las redes sociales no dudaron en criticarla:

Y tú, ¿qué opinas?