Mata a su amigo tras descubrir en su móvil vídeos suyos abusando de su hija de 9 años: ‘Tropezó con un cuchillo’

Un supuesto agresor sexual infantil almacenaba en su teléfono móvil videos de contenido explícito de varios menores. Un amigo suyo lo descubrió por casualidad mientras tomaba unas copas con él, tras ver en su teléfono imágenes íntimas de este hombre con su hija, de nueve años de edad.

El padre intentó retener al presunto abusador que finalmente pudo escapar. El abusador era amigo de la familia y se había ofrecido para el cuidado de la niña en varias ocasiones, situaciones en las que se grabó abusando a la menor.

Las violaciones fueron denunciadas ante la policía local, que puso en busca y captura al delincuente. Pero el furioso padre lo encontró antes, acuchillándole en repetidas ocasiones hasta acabar con la vida de su antiguo camarada.

Sin embargo, el vengador homicida, Vyacheslav Matrosov de 34 años, se defendió ante las autoridades asegurando que la víctima, Oleg Sviridov de 32 años, había «tropezado con el cuchillo durante una pelea entre ambos», altercado que se produjo en el interior de un bosque cercano. El cuerpo fue localizado una semana después de que se descubrieran sus gravísimos delitos.

La investigación sobre los abusos está abierta y fuentes policiales aseguran que en el teléfono había más videos de esta índole con niñas del pueblo con edades comprendidas entre los 6 y 11 años. En los vídeos se puede ver como sospechoso muerto había estado abusando de niños durante cinco años antes de que Vyacheslav descubriera las imágenes en su teléfono.

Los habitantes de Vintai (Rusia) piden exculpar de asesinato al padre: «Vyacheslav no es un asesino, protegió a su hija y también a nuestros hijos», contó con indignación un vecino. «Todos están de su lado».

«A Oleg, se le veía constantemente con las niñas, la hija de su pareja y la hija mayor de Vyacheslav, en el pueblo. Nunca se le pasó a nadie por la cabeza lo que luego hacía con los ellas», cuenta un amigo de su expareja al periódico local Moskovsky Komsomolets.

Según han indicado fuentes policiales al medio británico Daily Mail, el teléfono de Sviridov contenía más imágenes en las que abusaba de otros niñas del pueblo, de seis y once años». Ahora, la investigación sigue abierta para dilucidar por un lado hasta dónde habrían llegado los abusos y, por otro, cómo habría cometido el crimen de asesinato Vyacheslav.