Marian Flores, la desconocida exmujer de Kiko Matamoros que vivió una pesadilla

Una larga carrera televisiva.

Juan Francisco Matamoros Hernández, más conocido como Kiko Matamoros, nació en Madrid en el 1956. Comenzó su carrera como modelo y representante, pero el gran salto a la fama lo dio como colaborador de televisión.

Actualmente es uno de los colaboradores habituales de Telecinco. Además de comentar la actualidad, también ha sido protagonista de ella, enfrentándose más veces que nadie al polígrafo de Conchita. Pero la carrera de Matamoros en televisión viene de largo, desde que aterrizó en el polémico Crónicas marcianas en 1999.

En aquel programa en el que declaró la guerra a su hermano gemelo, Coto. Después del revuelo, el entonces representante de famosos se convirtió en un rostro habitual dentro de la pequeña pantalla. Le hemos podido ver en A tu lado, Salsa Rosa, TNT y muchos programas más. Además, participó también en GH VIP 2 (2005), aunque solo duró dos semanas en la casa de Guadalix.

Kiko Matamoros ha contado en los platós, con detalle, cómo ha sido su vida. Gracias a esto, conocemos sus mejores y peores momentos. Además, también ha protagonizado horas y horas de televisión por su ruptura con Makoke y las broncas que la expareja ha tenido. De hecho, el colaborador confirmó que rebajó su caché semanal para que ella no fuese concursante de Supervivientes, formato en el que participa en la actualidad.

Sus grandes relaciones.

La vida sentimental de Matamoros también se ha seguido al detalle a través de la pequeña pantalla. Se casó en el 1984 con Marian Flores, hermana de Mar Flores y azafata del mítico Un, dos, tres… responda otra vez.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Javier (@javibal)

Fruto de este matrimonio nacieron sus hijos Lucía y Diego. Aunque la relación entre ambos pasó una gran crisis en la que estuvieron un año separados, en 1992 se reconciliaron y volvieron a tener otra hija, la influencer Laura Matamoros. La pareja tendría más tarde una cuarta hija, Irene.

Finalmente, el colaborador se separó de ella y empezó una nueva relación con Makoke, con quien se casaría años más tarde. En el año 2000 nació su hija Ana. Los problemas económicos le ocasionaron graves conflictos con su exmujer, aunque los enfrentamientos también han sido habituales con sus hijos.

La audiencia ha sido testigo de algunos de ellos a través de los programas de televisión. Después de una complicada ruptura con Makoke, en la que se echaron los trastos en los diferentes platós de Telecinco, Matamoros se enamoró de la joven modelo Marta López Álamo. La diferencia de edad entre ambos ha sido enormemente criticada y cuestionada, ya que él tiene 65 años y ella 25.

Kiko Matamoros y el «calvario» que hizo vivir a su primera esposa.

Kiko Matamoros no acabó bien su primer matrimonio. Como él ha reconocido en televisión, le fue infiel en numerosas ocasiones. Ha explicado así cómo fue el fin de su relación: “Después de nuestra primera crisis seria, en la relación empezaron mis infidelidades”, contó.

Eso sí, afirma que “no me siento culpable, porque no considero que la fallara. Me fallé a mí y a mis hijos”. Una situación que fue una losa para Flores, ya que tuvo que soportarla durante mucho tiempo, pero no fue lo único que dinamitó su matrimonio.

Principalmente, está el hecho de que él, como ha confesado, nunca llegó a estar enamorado realmente. Ha contado con cruda sinceridad que se casó para librarse de la mili y por presión de su madre. Además, ha admitido que si permaneció tanto tiempo al lado de ella es por pura “comodidad”.

Por eso, mientras su esposa se encargaba de la casa y los hijos, él hacía vida fuera del hogar con absoluta libertad. Con la ruptura llegó más sufrimiento para todas las partes porque la misma no fue amistosa. De hecho, los hijos del matrimonio pasaron mucho tiempo sin querer tener contacto con su padre por lo sucedido.

Actualmente, Kiko Matamoros ha conseguido reconciliarse con sus hijos, que en todo momento han sido apoyo incondicional de su madre. Por su parte, Flores tiene una vida absolutamente alejada de los medios, pues prefiere estar tranquila y fuera de rumores e informaciones.