María Patiño al borde del despido por lo que hizo en pleno directo

Consideran que sobrepasó todos los límites.

Se cierra el mes de julio y los datos de audiencia recogen si las nuevas fórmulas por las que han apostado las cadenas han tenido éxito. Dichos datos confirman que Antena 3 se vuelve a convertir en la cadena de televisión líder por noveno mes consecutivo.

Así, Paolo Vasile vuelve a perder otro mes más frente a la cadena de Susanna Griso, Pablo Motos, Matías Prats, entre otros. El consejero delegado de Mediaset es testigo una vez más de cómo Antena 3, con una media de 13,6% de share, vuelve a llevarse el oro en este pasado mes de julio.

De hecho, se ha convertido en el mejor julio de Antena 3 en 13 años, con una media de 11,4 millones de espectadores únicos al día. En su programación habitual, Pasapalabra sigue siendo el líder indiscutible de las tardes con 24 meses consecutivos de liderazgo. La Ruleta de la Suerte, por su parte, también es líder en su franja con su mejor julio en 13 años.

Respecto a La Sexta, vuelve a ponerse por delante de Cuatro por treceavo mes consecutivo. Telecinco vuelve a perder su liderazgo por noveno mes consecutivo. Esta vez se ha quedado a 0,5 puntos porcentuales de Antena 3. A pesar de los buenos datos que ha cosechado Supervivientes, no ha sido suficiente para llevarse el mes de julio.

Por todo ello, Antena 3 está de celebración y ha hecho un spot publicitario en el que aparecen los rostros más televisivos de la cadena bailando y celebrando esta nueva victoria. La canción elegida para el spot es la interpretada por Camila Cabello y Ed Sherran, «Así es la vida sí».

Se trata de una clara indirecta a la novena victoria consecutiva de Antena 3 sobre Telecinco, porque la vida es a veces así de dura. No siempre se puede ganar siempre, tal y como estaba acostumbrada Telecinco. La cadena victoriosa celebra su triunfo con el mensaje «Así es la vida», pero no es el único problema al que se enfrenta Mediaset.

Cambios drásticos en Telecinco.

Paolo Vasile, consejero delegado de Mediaset, tiene la necesidad de cambiar la tendencia, y ha empujado muchos cambios tanto en el formato como en la plantilla del programa. Hay un motivo fundamental: estas modificaciones también son producto de una decisión editorial para «blanquear» los contenidos del programa y así favorecer la OPA que lanzó recientemente Mediaset Italia para hacerse con la totalidad de Mediaset España.

La compra de la empresa española por parte de Silvio Berlusconi tendrá que pasar al menos dos autorizaciones gubernamentales que vendrían aparejadas con una serie de compromisos, y entre ellos está que la parrilla tenga menos conflictos y sea algo más «blanca». Por eso, Vasile estaría desbordado por las continuas polémicas que afectan a los programas del corazón de la cadena.

Paolo Vasile ya estaría pensando en la próxima temporada, y tocará realizar una serie de cambios en la programación. Ya ha suprimido de la parrilla Viva la vida y Ya son las ocho, y no se descarta que Sálvame corra la misma fortuna. A pesar de que han intentado introducir una serie de modificaciones en el formato, con cambios de presentadores incluidos, por ahora no han obtenido el resultado deseado.

Polémica en Ya es verano.

Pero eso no es todo, ya que ahora tendrá también que decidir qué hacer después de lo que ha sucedido en Sálvame. Todo el mundo sabe que María Patiño es una de las periodistas del corazón que menos se callan las cosas cuando está trabajando en un plató de televisión.

El pasado sábado 30 de julio comenzó el programa sustituto de Viva la vida, que no es otro que Ya es verano. Un estreno que ha recibido numerosas críticas, también por algunos colaboradores y presentadores de Mediaset como la propia Patiño. La presentadora de Socialité recurrió a sus redes sociales para darle un zasca al programa presentado por Frank Blanco.

La culpa la tuvo la entrevista que ofreció en Viernes Deluxe, Gema, la hija de Ana María Aldón, y que fue muy polémica. La hija de la diseñadora de Sanlúcar, entre otras cosas, puso contra las cuerdas a Gloria Camila Ortega. Además, confirmó en el Deluxe que su relación con la hermana de José Fernando era nula desde hace tiempo.

Según Gema, no le gustaban los desprecios que la colombiana había hecho a su madre en reiteradas ocasiones. Lo peor de todo es que en un momento dado, llamó «cerda» a la hija de Ortega, algo que destapó el programa en el que colabora María Patiño. Gema confirmó este insulto que le dedicó a Gloria Camila, también colaboradora de Telecinco.

Patiño hizo memoria a todos aquellos que no recordaban que el polémico mensaje de Gema a Gloria Camila fue una exclusiva del Deluxe, y no de ella misma. La periodista fue muy directa y escribió este tuit que deja claro su enfado con el recién estrenado programa del fin de semana.

«Telecinco, continúa la manipulación», dijo el tuit de la gallega acusando a la empresa que le da de comer de manipular a su audiencia. Por si fuera poco, en el primer programa de Ya es verano Máximo Huerta regresó a la que fue su casa. Lo hizo años después de abandonarla en 2015 por otros retos profesionales. En el programa, Huerta recorrió el pasillo de Mediaset por el que tantas veces han pasado sus presentadores y colaboradores.

«Vamos a quitar a Patiño».

En un momento dado, el que fuera exministro de Cultura se fijo en que su retrato había sido cambiado por el de María Patiño. «Me sustituye la Patiño, vamos a quitarla», ironizó el escritor para después arreglar ese comentario diciendo que es «una grande». Patiño compartió la noticia de la llegada de Máximo Huerta a Telecinco, con el siguiente mensaje.

«Hay que ver los programas para evitar tergiversar lo que se dice. Un besazo, Máximo Huerta», dijo la periodista. Minutos después, Huerta contestó al mensaje de la gallega con un «te beso». En todo caso, a muchos espectadores no le ha gustado el doble juego de la periodista, y ha sido duramente criticada duramente en las redes, convirtiéndose en tendencia.

Sin duda, la dirección de la cadena habrá tomado buena nota de este hecho, que llega en el peor momento posible: Vasile tiene en el punto de mira a gran parte de los colaboradores de Sálvame, a pesar de que por ahora resiste en antena, y cualquiera podría salir perjudicado, incluso los que antaño se consideraban intocables.