Leonor ya no puede ocultas las heridas de su cuerpo y la Casa Real responde

Leonor asiste a un acto a Cataluña y toda la atención se centra en una parte de su cuerpo.

Leonor volvía a aparecer en acto oficial junto a su hermana en Girona, pero toda la atención del evento al que asistieron pasó a una parte de su cuerpo.

El acto de la Casa Real en Cataluña contaba con la presencia de la heredera al trono que se encontró, como era de esperar, con la oposición de independentistas que silbaron y abuchearon a la princesa cuando cuando acudió a entregar los premios princesa de Girona. Un situación nada agradable que, sin embargo, no borro lo sonrisa de su boca.

Pero el detalle más llamó la atención fue las impresionantes heridas que se pudieron ver en las extremidades de la princesa, en concreto en su mano izquierda. Unas heridas que ocupaban tres de sus cinco dedos y que eran muy evidentes. La lesiones tenían un aspecto rojo e inflamado y daban la sensación de que ya estaban cicatrizando.

El origen de las extrañas heridas.

A pesar de la aparatosa herida, la hija mayor de Felipe y Letizia se acercó con toda su profesionalidad a los asistentes que quisieron saludarla con total naturalidad. Leonor no dejó de sonreír en ningún momento mientras estrechaba su maltrecha mano con unos y con otros.

Preguntando a la Casa Real sobre el origen de estas lesiones no se ha querido dar demasiado detalles del incidente que las pudo producir, se habla de una «Una simple raspadura», indican fuentes oficiales a Vanitatis. Es de entender que lo que le sucediera a la princesa se produjo en el ámbito privado y Zarzuela no suele dar demasiados detalles sobre el ámbito privado.