Las indignantes conversaciones telefónicas de Óscar con su familia en las primeras horas de desaparición de Esther

Las sospechas se van confirmando.

Nadie quiere cerrar en falso la investigación de la muerte y desaparición de Esther López en Traspinedo. Se han conocido las últimas acciones de la Guardia Civil, que van en sentido contrario a un posible estancamiento del caso. La juez ha preguntado a los investigadores y a los peritos por los informes que está esperando y las respuestas no se han hecho esperar.

Óscar fue el último que vio a Esther con vida, tras una noche de fiesta, y sus contradicciones le situaron en el centro de la investigación. La autopsia demostró que Esther había sido atropellada pero no murió al instante, por lo que la principal línea de investigación apunta a que el cuerpo fue trasladado.

Los informes llegarán, y aunque hay volumen de trabajo con otros casos, las sospechas en torno a Óscar, el amigo de Esther López, se van confirmando. Los dispositivos telefónicos de ambos estuvieron cerca toda la madrugada, después incluso de que Óscar dijera que ya se habían despedido. Según la UCO el móvil de Óscar se conectó al Bluetooth de su coche cuando Carolo, Esther y Óscar volvieron de la Avenida de las bodegas.

A las 3:22, se desconectó en las inmediaciones de su vivienda. Significa que apagó el contacto. Tuvo que dejar a Carolo en su casa y luego avanzar hacia El Romeral con Esther. El plan era que ella se quedaba en su casa a dormir, según corroboró Carolo.

Sin embargo, Óscar lo niega, y explica que de pronto ella cambió de opinión y se bajó para ir a casa de Carolo. En cualquier caso, el coche de Óscar tuvo que moverse otra vez porque conectó el Bluetooth a las 3:29 y estuvo 11 minutos conectado. En ese tiempo hubo dos llamadas infructuosas y una tercera a un teléfono antiguo de Esther, y un segundo después guardó en la agenda ese número que llamó ESTHER FRIKIS.

Las escuchas telefónicas de Óscar.

Seis meses después del asesinato de la joven de Traspinedo, El Programa del Verano tuvo acceso en exclusiva a las conversaciones telefónicas que tuvo Óscar el día de la desaparición de Esther López. En ellas, reconoce saber que está en el punto de mira de los investigadores.

«No habléis con nadie. Las abogadas van a hacer ahora sus investigaciones y sus cosas. Les tengo que dar más dinero. No habléis con nadie. Decid que está todo bien y ya está», le dijo a su entorno.

Aunque Óscar aseguró no tener ningún tipo de conocimiento tecnológico, las conversaciones demuestran todo lo contrario. Por ejemplo, podemos ver cómo miente al decir que no sabe poner su teléfono en modo avión y hasta le pregunta a su hermana por la hora de grabación de las cámaras.

Estas conversaciones las tiene con tres personas de su máxima confianza: su madre, su hermana y la que en aquel momento era su pareja sentimental. Además, el programa consiguió nuevas imágenes del coche de Óscar en el lavadero justo el día después de la desaparición de Esther, algo que él desmintió en el juicio. Aunque las imágenes no son del todo claras, todo apunta a que es su coche ya que su teléfono le ubica allí.

La familia no se ha callado.

Miguel López, padre de la fallecida, reivindicó recientemente en un acto a su hija Esther, y reiteró «alto y claro» que la única víctima de este suceso es su hija: «Esther López de la Rosa». Lo dijo durante la concentración que ha tenido lugar en la Plaza Mayor de Traspinedo para pedir justicia por el caso de la joven, y a la que asistieron doscientos vecinos.

El acto fue convocado el Ayuntamiento de este municipio vallisoletano de algo más de 1.100 habitantes y en el que, como en los meses anteriores, se pudieron ver una vez más pancartas en las que se podía leer «Justicia para Esther» o «Esther, Traspinedo no te olvida».

Miguel López agradeció a Traspinedo el apoyo, así como a los investigadores, de los que destacó que saben que hay muchos «trabajando por y para este caso». Además, López negó que la familia tema que el caso esté a punto de darse por cerrado y explicó que, a sabiendas de que esto no va a ocurrir, pidió que dejen trabajar «tranquilos y con los tiempos necesarios a los expertos en cada materia».

Una prima de Esther, Sara se dirigió «al responsable de la muerte» de su pariente, al que calificó de «deprededador». La joven aseguró que la fallecida se ha unido a otros nombres «como el de Diana Quer, Marta del Castillo o Laura Luelmo».

Por su parte, el alcalde del municipio, Javier Martínez, explicó que con estas concentraciones busca «que la familia se sienta arropada, que la familia tenga un altavoz para decir lo que piensa y lo que siente», y reconoció que es consciente «de que el caso es complicado» y que las pesquisas «llevan tiempo».